Archivo
17 de noviembre de 2018 17/11/18

Fútbol

Ribery, el último roce de Guardiola con un jugador

Mensaje a Pep Guardiola antes del partido de vuelta

El francés del Bayern de Múnich se une a la lista de futbolistas cuya relación con el técnico español no ha sido buena, en la que podemos encontrar a Ibrahimovic o Eto'o entre otros


25 de julio de 2016 Pepo Miguélez - Sportyou

A pesar de su exitosa carrera como entrenador de fútbol, varios futbolistas han acabado mal con Pep Guardiola. El último ha sido Franck Ribery, centrocampista del Bayern de Múnich, que ha dejado caer una crítica a su antiguo entrenador para alabar al actual, Carlo Ancelotti. “Con Ancelotti siento de nuevo la confianza, él es un gran entrenador. Necesito gente como él, Jupp Heynckes u Ottmar Hitzfeld”, ha dicho a la revista alemana ‘Kicker’. Con Guardiola, el jugador francés pasó a un segundo plano, principalmente por culpa de las lesiones. Sin embargo, la relación entre ambos no era la mejor y ahora Ribery ha aprovechado el momento para lanzar este dardo, y se une así a una lista de jugadores cuya relación con el técnico no ha sido del todo buena.

Arturo Vidal

El técnico ha tenido varios problemas con Vidal. El Bayern pagó 37 millones por él hace un año, tras sus grandes actuaciones con la Juventus. Sin embargo, durante una fase de la temporada el centrocampista chileno fue perdiendo protagonismo debido a esta mala relación. Según se publicó, los problemas con el alcohol, la filtración de información del vestuario y el mal comportamiento en los entrenamientos del chileno provocaron que su relación se rompiese.

Thomas Müller

Guardiola y Müller se enfrentaron dos veces. La primera fue en el Camp Nou, en el minuto 79 de la ida de las semifinales de la Champions League 2014/15, contra el Barça. Acababa de marcar Messi el primero de la noche y Guardiola decidió cambiar a Müller por Gotzë. Cuando llegó al banquillo, el jugador le pidió explicaciones agitando los brazos, visiblemente enfadado. La segunda destacable sucedió en un entrenamiento de pretemporada, cuando Guardiola gritó a Müller porque sus movimientos de balón no eran lo suficientemente rápido. El jugador se le encaró y le dijo: «¡Pues si lo estoy haciendo tan mal, mejor me voy a la ducha!». Finalmente, entre los dos recondujeron el enfado y terminó en nada.

Bojan Krkic

Aunque fue un jugador importante para Guardiola en algunas etapas, Bojan Krkic no contó siempre con su confianza en el FC Barcelona. El técnico dio más minutos a otros canteranos como Pedro, lo que provocó la marcha del joven delantero. “Guardiola no me daba las suficientes oportunidades para demostrar lo que tengo dentro y eso duele. En muchos momentos no ha sido justo conmigo. Muchas cosas que han pasado me han sabido muy mal”, dijo Bojan al despedirse de Can Barça.

Zlatan Ibrahimovic

Una de las relaciones más tensas entre Guardiola y un jugador fue la que mantuvo con Zlatan Ibrahimovic. Curiosamente, el propio técnico fue el que solicitó su fichaje, que supuso al Barça un gran esfuerzo económico (45 millones + Eto’o). Sin embargo, su relación se rompió durante la única temporada del delantero sueco en el Camp Nou y desde entonces Ibrahimovic no ha parado de lanzarle dardos: “No tiene huevos. Es un cobarde, no es un hombre. Me sacrificó por Messi y no tuvo el valor de decírmelo”; “El discurso filosófico de Guardiola es una mierda para los avanzados”. No obstante, el episodio más grave se vivió cuando todavía era jugador del Barcelona. Durante un entrenamiento, el jugador llegó a gritar a Guardiola: “No tienes huevos. Te cagas con Mourinho. Vete a tomar por el culo”.

Yaya Touré

Yaya Touré también vio condicionado su futuro por su mala relación con Guardiola. Aunque era por entonces uno de los mejores mediocentros del mundo, se vio obligado a abandonar el Barcelona. Ya como jugador del Manchester City, el marfileño admitió que le gustaría volver al Barça si el técnico fuese otro. “Hablé con Guardiola y me dejó blanco. Sus explicaciones eran un poco raras y no me hizo caso hasta que tuve la oferta del City. Mi familia se reía porque pensaban que mi situación en el Barça con Guardiola era una broma. No tenía confianza en mí y me quería fuera del equipo”.

Keita Baldé

Es una de las historias menos conocidas es la de Keita Baldé, antiguo canterano del Barça. A sus 15 años, llevaba casi 300 goles en las categorías inferiores cuando fue seleccionado para acudir, en 2010, a una gira en Qatar con el primer equipo. Una noche, decidió gastar una broma a su compañero de habitación, al que colocó cubitos de hielo en la cama. Esta gamberrada no sentó nada bien y fue el propio Guardiola quien decidió castigarlo de manera severa cediéndole al Cornellà, según señalan desde Italia. Una vez transcurrido el préstamo,  Keita decidió que no quería volver a la disciplina del Barça. Esto significó la marcha de una de las mayores perlas de la cantera azulgrana del momento a la Lazio. El extremo izquierdo ha realizado grandes actuaciones con el club italiano, y ha despertado el interés de varios equipos. Es más, según informa ‘Mundo Deportivo‘ el jugador ha llegado a un acuerdo este verano con el Real Madrid y sólo falta que ambas entidades decidan el precio del traspaso.

Aleksandr Hleb

Hleb y Guardiola llegaron juntos al primer equipo del FC Barcelona en el verano de 2008. El centrocampista costó 17 millones de euros, pagados al Arsenal con la intención de convertirle en un elemento clave. Sin embargo, Guardiola apenas contó con él y a final de temporada pidió a la dirección deportiva que le buscaran salida. Desde entonces, el bielorruso  acostumbra a criticarle abiertamente. “Guardiola favorece a los jugadores españoles. En cuanto se hizo cargo del equipo lo primero que hizo fue deshacerse de Deco y Ronaldinho y se rodeó de una plantilla de jugadores nacionales. Las reuniones importantes para decidir cualquier cosa de peso estaban formadas por españoles únicamente. Era muy incómodo para los extranjeros”.

Samuel Eto’o

Las primeras declaraciones de Guardiola como entrenador del Barcelona resultaron explosivas: “Ronaldinho, Deco y Eto’o no están hoy en nuestra cabeza”. Los dos primeros abandonaron el club días después. Sin embargo, Eto’o se negó a marcharse y acabó convirtiéndose en un pilar básico de la primera temporada del técnico, saldada con el triplete. El delantero camerunés rindió a un gran nivel ese curso, pero Guardiola le obligó igualmente a marcharse por una “cuestión de feeling”, según adujo el propio técnico azulgrana en su momento. Tras su marcha, Eto’o ha hecho varios reproches a Guardiola: “No tuvo el coraje de decirme las cosas a la cara. Me esperaba de él que me diera una explicación sobre los motivos por los que me tenía que ir, pero no me dijo nada. No obtuve ninguna respuesta ni la espero en el futuro. Para mí este tema se ha acabado”. También dijo: “Daba lecciones y no decía las cosas a la cara. Me quería dar lecciones de cómo atacar y él fue medio, y no fue un gran jugador”.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba