Archivo
16 de diciembre de 2017 16/12/17

Fútbol

Los grandes retos de la Copa Confederaciones

Copa Confederaciones

Dos semanas en los que las selecciones, futbolistas y la organización, se pondrán a prueba de cara a los intereses particulares a mediano plazo


17 de junio de 2017 Juan Camilo - Sportyou

El mundo del fútbol tendrá la mirada en Rusia a partir del sábado y durante las dos próxima semanas cuando se lleve a cabo la Copa Confederaciones. Un reto enorme a todos los niveles y en gran parte, una prueba de fuego para lo que será el Mundial de la FIFA dentro de un año. A menor escala, los retos serán los mismos en cuatro ciudades que acogerán la competición y miles de hinchas de los países participantes, locales y ajenos también, incluidos periodistas de distintas parte del mundo.

Moscú, San Petersburgo, Kazán y Sochi, esperan a las 8 mejores selecciones del planeta según el rendimiento en sus respectivas competiciones confederativas. Una de las ciudades que más retos presenta es Moscú pues actualmente vive una gran cantidad de remodelaciones precisamente de cara al Mundial del próximo año. El gran objetivo es permitir una movilización adecuada de los habitantes y los inquilinos que lleguen a ver a Chile, Portugal, Camerún y Australia, además de Rusia en la capital por partidos de la fase de grupos. Además, la seguridad también jugará un papel importante ante la oleada de atentados terroristas en el viejo continente en los últimos tiempos.

En lo deportivo y referente a la organización, será la primera vez que se utilizará el VAR en una competición de selección mayores de la FIFA y la Copa Confederaciones de 2017 será testigo de un implemento tecnológico que ha tenido comentarios positivos y negativos. Aún en proceso de implementación, puede llegar a generar duros debates que, por la calidad del torneo, puede hacer tambalear esté instrumento para el Mundial.

Las 8 selecciones estarán expuestas al escrutinio global con sus presentación y dentro de ellas, nombres que resaltan por encima de los demás. Es el caso particular de Cristiano Ronaldo que llega en uno de los mejores momentos de su carrera y con una selección campeona de Europa que quiere refrendar que lo obtenido en territorio francés fue fruto del trabajo y de un proceso comandado por el capitán.

El delantero del Real Madrid finaliza la temporada en un gran estado de forma y sin cuentas pendientes con la selección quiere hacer historia con ella. Claro, en lo individual, una participación que será fundamental para la elección del Balón de Oro de este año. Con el equipo blanco logró los objetivos grupales y los individuales para ahora sumar otro torneo del que quiere ser el máximo artillero.

Por otra parte, desde lo grupal, son tres las selecciones además de los lusos que tienen un peso sobre sus hombros. El de menos presión es Alemania pues llevará una nómina alterna y pensando en la preparación de algunos jugadores de cara a ratificar y mantener la Copa del Mundo en el próximo mundial con una mezcla de jugadores veteranos y nacientes.

Por otro lado, se encuentra Rusia y la obligación, como país anfitrión, de sembrar la esperanza en los locales con un título que proyectará al combinado ruso al Mundial. Sin competir en las eliminatorias europeas al ser los organizadores, es el examen más real que tendrán y medirán que tan bien preparados se encuentran no sólo a nivel organizativo sino futbolístico.

Para finalizar, se encuentran México y Chile. La selección manita quiere volver a levantar la copa luego de 18 años y siempre bajo la sombre de participar en una eliminatoria estigmatizada por la falta de historia en sus selecciones como las que conforman la Concacaf. Es el momento de los dirigidos por Juan Carlos Osorio, luego de la derrota en la Copa América Centenario, de demostrar que fuera de su confederación también son fuertes.

La bicampaona de América, junto con Portugal, son las dos selecciones con mayor responsabilidad. Los australes suman dos años consecutivos venciendo a grandes rivales en competencias de alto nivel como las dos Copas Américas y venciendo a Argentina en las finales. La considerada mejor generación del fútbol chileno deberá hacer un muy buen papel para cerrar con broche de oro los tres años previos al Mundial. Una buena participación para las selecciones serán fundamentales de cara a las eliminatorias y un envión anímico importante.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba