SPORTYOU

Archivo
13 de octubre de 2019 13/10/19

Escuderías

La encrucijada de Renault en la Fórmula 1

Renault se encuentra en una encrucijada. Tras cuatro años seguidos ganando campeonatos del Mundo, la fórmula Red Bull ya no les sirve. “Cuando eres un desarrollador y suministrador de motores, tienes el privilegio de ser olvidado cuando se gana y ser señalado cuando se pierde”, dijo recientemente su presidente, Carlos Ghosn, que no siempre ha pensado […]


4 de agosto de 2015 Revista del Motor - Sportyou

Carlos Ghosn

Renault se encuentra en una encrucijada. Tras cuatro años seguidos ganando campeonatos del Mundo, la fórmula Red Bull ya no les sirve. “Cuando eres un desarrollador y suministrador de motores, tienes el privilegio de ser olvidado cuando se gana y ser señalado cuando se pierde”, dijo recientemente su presidente, Carlos Ghosn, que no siempre ha pensado así. En junio de 2013, esta fórmula le parecía perfecta y mucho más apropiada que la de ser una escudería propia. Entonces dijo: “Francamente, no creo que tuviera mucho sentido para nosotros volver como un equipo. La posibilidad de estar asociado con muchos equipos, diferentes grupos, tiene mucho mayor sentido. En términos de tecnología, de exposición, de apoyo a la Fórmula 1, nosotros nos sentimos mucho mejor con la presente configuración”.

Pero la situación ha cambiado. Red Bull ya no gana y Renault ha sido objeto de muchas críticas esta temporada, con sus unidades de potencia batidas por Mercedes y Ferrari, respectivamente. Renault siente que está siendo injustamente tratada tras proporcionar todos esos éxitos y debe elegir entre continuar como motorista, tener equipo propio o salir de la Fórmula 1.

Todo está abierto, pero como ha dicho Franz Tost recientemente, hay opciones que se van cerrando, la de Toro Rosso entre ellas. Dentro de las opciones, la más comentada sigue siendo hacerse con el equipo Lotus, propiedad de Gerard López, el empresario español-luxemburgues que a través de Genii Capital atesora el 75% del equipo de Enstone. ¿La duda? Las deudas de la escudería, valoradas hace un año en 186 millones de dólares (según ‘Auto Moto und Sport’) de las que 130 serían con Genii Capital y el resto con acreedores externos. Este montante es la causa de que Renault esté valorando alternativas, desde la adquisición total del equipo a la parcial de la sede de Enstone, por lo que tendría que entrar como equipo nuevo (y sin derecho por tanto a los repartos de dinero que le corresponden a Lotus por puntos y derechos televisivos). Incluso los contratos con los pilotos actuales podrían ser parte de esa ecuación.

Pero ¿existe alguna otra opción? Una de las más comentadas fue la compra del equipo Manor, en la que el precio de venta podría ser la gran ventaja. Sin puntos por ahora, con poco dinero a recibir como escudería en 2016 en el reparto final de año, sin una sede de referencia, el mayor atractivo sería su precio. Sauber y Force India también podrían ser opciones, aunque no parten como favoritas. Readquirir el equipo de Enstone sigue siendo la opción más fiable. Y por ello se sigue dando como la principal alternativa a la situación actual (suministrador de motores).

La alternativa más temida, sin embargo, sería la salida de Renault de la Fórmula 1, algo que después del desembolso hecho en los motores V6 parece algo más lejano, aunque no descartable. Para que esto no se produzca, Ghosn exige a Ecclestone otro reparto del pastel de los ingresos comerciales, para que tenga sentido su inversión y se vea una mayor rentabilidad. Como dijo Ghosn hace unos días: “Necesitamos comprender hacia donde va la dirección de la Fórmula 1 antes de que decidamos que camino queremos tomar. La dirección de la competición es extremadamente importante” Y por si no había quedado aclarado qué es a lo que se refería: “Sabemos lo mucho que podemos ser sponsorizados a través del marketing, pero hay una distribución de los derechos de Televisión que necesita seguir un camino más racional, donde la gente que está invirtiendo dinero y haciendo el espectáculo (la Fórmula 1 y las carreras) pueda obtener un retorno justo de su inversión”.

En otras palabras: dinero. Ghosn necesita saber que la Fórmula 1 le sigue siendo rentable al grupo Renault, que invierte grandes sumas en esta disciplina. Por ello, tendrá también todo esto en cuenta para decidir si continúan (y en qué medida) o se van. Ciryl Abiteboul, en todo caso, avanzó que honrarán sus compromisos con Red Bull y Toro Rosso en 2016. Pero también avisó que hay otros proyectos deportivos dentro del mundo del motor, y no sólo la Fórmula 1, que podrían ser interesantes para el grupo. La decisión se mantiene en el aire por ahora.

Temas relacionados: , , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba