SPORTYOU

Archivo
22 de septiembre de 2019 22/09/19

Opinión

Opinión

Redefinirse en el fútbol perdido


  • 09 de octubre
    de 2011
  • Álvaro de Grado

No estoy seguro de si Vicente sabía cómo era la segunda camiseta del Brighton antes de confirmar su fichaje. Quizás tampoco conocía el azul y blanco de la primera o ni siquiera tenía ubicado el lugar geográfico en el que se encuentra la ciudad costera. Los apodan “seagulls”, gaviotas en inglés, porque en las orillas del mar está situada la ciudad. Eso es lo de menos, seguramente, pues lo que sí sabía es que en el banquillo del Brighton se sienta desde hace tres años Gustavo Poyet, quien le insistió para que firmase. Como quien se sienta a ver por octava vez su película favorita y la rescata del fondo de la estantería, el técnico uruguayo pensó en Vicente para recuperarlo como futbolista y quitarle el polvo que ha acumulado en las últimas temporadas. Un par de pasadas con el trapo, entrenamientos para recuperar un estado de forma golpeado por las lesiones y pulsar el play, jugar… y marcar goles. Decía lo de la segunda camiseta porque Vicente se estrenó hace ocho días como goleador. Lo hizo en la derrota de su equipo contra el Ipswich y vistiendo la horrenda equipación verdinegra, en lo que será la primera foto a recordar de su trayectoria por Inglaterra.

El que fue uno de los mejores jugadores de España en el primer lustro de siglo, internacional habitual, ahora trata de reinventarse en otro fútbol: “Es todo muy rápido, los árbitros no pitan faltas que son pero no tengo excusas porque Gus me dijo que iba a ser así”, dice el futbolista del Brighton. En Inglaterra, donde las características de Vicente pueden encontrar un filón; en Championship, una categoría que acentúa los adjetivos que definen a la Premier League; y como en casa, porque además del entrenador, Vicente comparte vestuario con Iñigo Calderón, ex del Alavés, y que afronta la segunda temporada en el equipo. El nuevo y remozado estadio del Brighton no disimula las características de un recién ascendido que ha comenzado el curso de manera inmejorable. Contra todo pronóstico están situados en posiciones de playoff a la Premier League y presumen de juego ofensivo. Éste es el panorama al que ha marchado Vicente, cabeza arriba y con una idea clara: una vez dejó atrás los títulos con el Valencia el objetivo es abrirse otros horizontes, en un ambiente renovado, para terminar de exprimir todo el fútbol que le pide su cuerpo. Un viaje al infrafútbol para volver a definirse.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba