SPORTYOU

Archivo
19 de julio de 2019 19/07/19

General

Ramos y Benzema sostienen al Madrid

Resolvió el Real Madrid con goleada otro titubeante partido en este inicio de año. Sostenido por Sergio Ramos en defensa y Karim Benzema en ataque se quitó de encima a un sólido Granada cuyo planteamiento, pese al resultado, no supo descifrar. Ocurre que su poderío ofensivo es tan elevado que el gol llega sin trabajarlo, […]


7 de enero de 2012 José Mendoza - Sportyou

Resolvió el Real Madrid con goleada otro titubeante partido en este inicio de año. Sostenido por Sergio Ramos en defensa y Karim Benzema en ataque se quitó de encima a un sólido Granada cuyo planteamiento, pese al resultado, no supo descifrar. Ocurre que su poderío ofensivo es tan elevado que el gol llega sin trabajarlo, sin merecerlo, cuando menos te lo esperas. Por eso exige una concentración constante, algo que le faltó al Granada en la jugada del primer gol y en el inicio de la segunda parte, momento que aprovechó el Real Madrid para sentenciar el encuentro. Así es el equipo de Mourinho, capaz de convertir en goles los despistes del rival.

Defendió el Granada por acumulación, no por intensidad. Fabri metió dos líneas de cuatro a orillas del área para no conceder espacios. La presión al jugador con balón llegaba en tres cuartos de campo, lo que perjudicó la aparición de los delanteros blancos. El estilo del Granada es de los que peor viene al Real Madrid. No es atrevido, como Betis, Rayo o Getafe. Su primer objetivo es no encajar goles y, a partir de ahí, contragolpear, filosofía que plasmó en el Bernabéu.

Así, deslució sobremanera las virtudes del Real Madrid, donde solo Benzema dio la talla. El francés fue el más regular. Con Higuaín de referencia, como ocurrió en la segunda parte ante el Málaga, tuvo libertad para moverse por todo el flanco de ataque y fue el único que se escabulló de la apatía general. En el resto hubo poco movimiento, lo que anuló la influencia de Xabi Alonso. Pese a todo las apariciones de Özil en el primer y el cuarto gol, y la de Marcelo en el tercero fueron decisivas. El alemán, de nuevo irregular y sin intensidad, participó en dos goles. En el primero combinó con Cristiano en la frontal y dio un toque de espuela, que solo él sabe si fue queriendo, para dejar solo a Benzema. En dos minutos respondió el Granada. Uche dejó atrás a Marcelo con facilidad y puso un centro a la cabeza de Mikel Rico, que remató cruzado. El equipo de Fabri aprovechó la corriente y se atrevió a pisar campo contrario con más frecuencia. Aparecieron Siqueira y Dani Benítez para incordiar a Lass, así como el propio Mikel Rico, pero les faltó puntería, su punto débil. Sergio Ramos, que minutos antes salvó con una magnífica anticipación un centro de Siqueira y luego golpeó a Nyom con el balón fuera del campo en una acción que le pudo costar caro, se levantó para hacer el segundo en el momento más delicado.

Reanudado el encuentro le bastó al Madrid tres minutos y dos detalles para sentenciar. Una internada de Marcelo y un remate de Higuaín que desvió Siqueira significó el tercero. Y el cuarto llegó tras un magnífico envío de Özil y otro buen remate de Benzema. Con el duelo resuelto y sin sentirse seducida, la grada del Bernabéu se convirtió en la principal protagonista. Pitó en varias acciones a Cristiano Ronaldo, que no celebró el quinto gol. Mientras, ovacionó a Benzema, que se retiró lesionado, y respaldó a Özil, que ha estado en el foco en las últimas semanas. Mientras, la afición del Granada disfrutaba y se atrevió a corear las jugadas de su equipo. Fue una goleada que enamoró más a visitantes que a locales. Una goleada rutinaria para el Real Madrid.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba