SPORTYOU

Archivo
18 de noviembre de 2019 18/11/19

Opinión

Opinión

Rafael Nadal, el extraterrestre


  • 04 de diciembre
    de 2011
  • Andy Stalman

Cuando el primer set del partido entre Del Potro y Rafa Nadal terminó 6 a 1 para el argentino decenas de mensajes de ilusión y alegría llegaron a mi teléfono. No era para menos. Sin embargo, si hay un jugador en todo el mundo al que nunca hay que dar por muerto es a Nadal. Su actitud es ante todo la de nunca darse por vencido. Decía de él Juan Pablo Varsky: “Su tolerancia a la frustración, su rebeldía ante la adversidad, su tenacidad, su disciplina para respetar durante todo el partido la estrategia (…) lo definen como el deportista profesional con mejor actitud que he visto en mi vida”.

Rafa representa para muchas personas el ideal de deportista del siglo XXI. Es trabajador, exitoso, mantiene su humildad, es querido y respetado, buen compañero, disciplinado y muy carismático a la hora de jugar. El partido ha sido una gran metáfora sobre él. Empieza perdiendo. Se recupera. Se motiva. Motiva a la grada. Aprieta el puño con cada tanto que consigue. Se seca el sudor. Corre todas, no da ninguna por perdida. Desquicia al rival, lo derrota psicológicamente. Levanta al publico de sus sillas. Nunca pierde el respeto, ni las formas. Nunca pierde las ganas de ganar.

Del Potro fue un rival durísimo. Cuando el tandilense pegaba con fuerza la cancha parecía inclinarse, pero Rafa fue desplegando todo su repertorio para ir desalentando al argentino. Fue un partido de una intensidad impresionante. Lo que pasaba en la pista no quedaba indiferente en las tribunas donde argentinos y españoles dotaron de una ambiente inolvidable a la final. Color, calor, banderas, aplausos, tensión, gritos, en el fondo una jornada memorable para el tenis español. Cinco ensaladeras en los últimos 11 años. Una ‘Armada’ que refuerza el excelente momento de gracia que sigue teniendo el tenis español en particular y el deporte español en general.

Rafael Nadal ha ganado un partido memorable. Demostrando por qué es el mejor de la historia en tierra batida. Al finalizar el tie-break del cuarto set se desplomó sobre el suelo disfrutando de su titánico esfuerzo. Todo su equipo saltó a la pista para abrazarlo mientras Juan Martin Del Potro apoyaba toda su humanidad sobre la red esperando a saludarlo. Rafa dejó a todos sus compañeros y abrazó a su rival con la hidalguía y el carisma que tienen los grande jugadores. Justo después se acercó al banco del equipo argentino y saludó uno a uno a cada integrante. Como un grande.

En los detalles se forjan las leyendas, los mitos, las historias. España ha ganado su quinta final de Copa Davis, pero con Rafa Nadal España gana un embajador de valores que no entiende de banderas ni de fronteras. Se entrena más que ninguno, a pesar de que ya lo ha ganado todo, todo. Consuela a sus rivales y los trata con respeto. Nunca se cree el mejor, aunque es en tierra batida el mejor de la historia. No conozco a otro jugador con semejante actitud. Talento y humildad, una gran combinación.

Dijo hace no mucho Nadal: “Soy mejor que Federer, porque soy el mejor tenista de tierra, y Roger es de otro planeta”. No Rafa, estabas equivocado, el extraterrestre eres tú.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba