SPORTYOU

Archivo
23 de octubre de 2019 23/10/19

Más Deporte

Tokio2020, el sueño de la generación de oro del karate español

Damián Quintero

Damián Quintero y Sandra Sánchez lideran al equipo español con un objetivo: convertir su dominio continental en un reinado olímpico


8 de mayo de 2017 Iñigo Marín - Sportyou

El camino hacia los Juegos de Tokio2020 no ha hecho más que comenzar, pero el karate español tiene motivos de sobra para pensar desde ya en las medallas olímpicas.

Aunque pueda parecerlo, esta afirmación no es producto de la resaca que deja el Europeo de Kocaeli, en el que la delegación española ha sumado cinco medallas, tres de ellas de oro. A muchos les sorprenderá, pero España es uno de los referentes mundiales en este arte marcial de origen japonés que tradicionalmente han dominado deportistas asiáticos. La prueba está en los dos centenares de medallas conseguidas por los karatekas españoles en lo que llevamos de siglo. No obstante, los motivos para creer en la generación liderada por Damián Quintero o Sandra Sánchez en katas van mucho más allá de estas medallas.

El malagueño ha subido a podiums en todo el mundo y en todas las competiciones habidas y por haber. Domina con mano de hierro el ranking mundial y la Liga Mundial, y tiene cogida la medida a los Campeonatos de Europa, en los que no ha bajado del podio desde hace 14 años. La superioridad de este ingeniero aeronáutico -‘retirado’ para preparar la cita olímpica- es tal que los entendidos siempre le incluyen entre los favoritos para subir a lo más alto del podio, da igual la competición de la que se trate. Por algo es considerado por la Federación Mundial como el segundo mejor karateka de la historia en su modalidad. El oro olímpico es el único metal que le falta y está decidido: lo quiere.

Sandra Sánchez, un brillo treinteañero

La talaverana, por su parte, tuvo que buscarse las habichuelas lejos de su tierra cuando nadie apostaba por ella por su edad, al más puro estilo Hilary Swank en ‘Million Dollar Baby’. Insistió e insistió hasta que encontró a su Clint Eastwood. Los resultados no tardaron en llegar y el karma hizo el resto: en 2014 y siendo ya campeona de Europa, Sánchez fue fichada por un club de Dubai para dar clases a niños y representarlo por todo el mundo. Este giro de acontecimientos le dio la estabilidad que buscaba y los medios que necesitaba para poder seguir trabajando, ya que hasta entonces cubría sus gastos con lo que poco a poco metía en su hucha. Así se forjó y así ha llegado a dominar el karate europeo… e incluso ha pisado el podium mundial.

Sandra Sánchez y Damián Quintero son los máximos exponentes de la generación de oro del karate español, aunque detrás hay una Selección que combina juventud y experiencia y que destaca tanto en katas como en kumite. Una “familia”, como ellos dicen, que sigue la estela de dos referencias mundiales que se dieron a conocer en el mundo olímpico allá por 2015, cómo no, con un oro colgado del cuello. Fue en los Juegos Europeos de Bakú 2015. Esa es la medalla que más valoran, porque se trataba del aperitivo de lo que estaba por venir (la inclusión en el programa olímpico para Tokio2020). Falta mucho para los Juegos y pueden pasar muchas cosas, pero el futuro no puede pintar mejor. Disfruten del camino.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba