SPORTYOU

Archivo
4 de julio de 2022 4/07/22

Opinión

Opinión

¡Qué no estamos tan mal, eh!


  • 13 de abril
    de 2022
  • Iñaki Cano

Pues eso: ¡Hala Madrid y nada más! ¿Perdón? Ya sé, ya sé. Vamos por partes. ¡Hala Villarreal y nada más! Ahora sí ¿verdad?. Que dos eliminatorias de la Champions League con dos equipos españoles alcanzando las semifinales, eliminando a dos enormes equipos. Bayern Múnich y Chelsea. Ellos y Europa, ya saben que no estaba tan mal el fútbol español. Pep Guardiola, cuando veas las barbas de tus vecinos cortar…

Me ha parecido brutal lo del Villarreal, que ya en la ida en el estadio de La Cerámica había merecido viajar con un resultado más holgado. Ha conseguido aguantar el tipo en el Allianz Arena. En el global 2-1 para un equipo de ‘pueblo’. De nuevo en semifinales el Villarreal para intentar lograr lo que los penaltis le negaron hace diecisiete años.

La gesta del ‘submarino amarillo’ es histórica y más si la comparamos económicamente hablando. Dos países, dos ciudades y dos presupuestos. Ellos tan por encima que en el sorteo ya se habían clasificado sin saber la carga de profundidad que tienen los submarinos por La Cerámica. Ya están en la semifinal con un entrenador que parece que sabe lo que se hace y por lo tanto el rival que venga, Liverpool o Benfica, que no se descuiden si es que quieren llegar a París.

Era obligado acordarse del Villarreal, pero lo del Real Madrid y el estadio Santiago Bernabéu es la hos… Sí. Ha sido la oblea del fútbol. Será un lugar de peregrinación para los no creyentes en los milagros futbolísticos. Son muchas las remontadas para que la cosa se quede en anecdótica. El Real Madrid puede ir perdiendo 0-3 pero no debes dejarles crecer porque al final te pisan y te dejan con dos palmos de narices cuando más feliz estabas.

La eliminación del Chelsea ha pasado por todos los estados que puede tener esta competición que sigue dominando el Real Madrid con un dúo, Karim Benzema y Vinicius Jr., que eliminaron al campeón de Europa, y un gol para la historia con un pase exterior a tobillo retorcido de Modric y un remate de Rodrygo que llevaba a las mallas un balón que llevaba a la prórroga un partido que eliminaba al Madrid en su casa tras haber ganado en Londres 1-3.

Por mucho que se lo contemos a quien no lo haya visto no conseguiremos hacerle comprender el milagro cada vez que se produce porque no se pueden explicar cada vez que ‘entierran’ al Real Madrid antes del pitido final. No es la primera vez que el mundo, a la vez que se les admiran, se les envidian y, más de uno, ‘les odian por no poder ser como el Real Madrid’. Podemos ponerle peros a sus triunfos, pero es imposible tachar la historia y cómo se produce una y otra vez, repetida cientos de veces.

Otra vez, mañana por la mañana, en los bares tomándose un café, volverán a rematar de volea como Rodrygo. Repetirán el pase de museo con el exterior de Luka Modric. Más de uno se tirará al suelo para hacer una estirada despejando el azucarillo del café emulando así a Courtois y los dos compañeros de trabajo antes del bocata, se pasarán unas servilletas arrugadas en forma de balón para hacer como Vinicius hizo dándosela a Benzema y celebrarán el pase a otra semifinal vestidos con el traje de faena simulando la camiseta y el escudo del Real Madrid con la que casi siempre, suceden cosas y en la mayoría de los casos, milagrosamente hermosas.

Temas relacionados: , , ,
Volver arriba