SPORTYOU

Archivo
2 de julio de 2021 2/07/21

Opinión

Opinión

¡Qué bonito es el fútbol y, si gana España, más!


  • 02 de julio
    de 2021
  • Iñaki Cano

No está pagado el sufrimiento del aficionado. Me imagino cómo lo pasan los jugadores cuando no terminan de rematar una faena como la de España contra Suiza, que acabó en la tanda de penaltis, pero les aseguro que los aficionados sufren de una manera bestial . Supongo que los futbolistas lo sabrán porque antes de ser los que nos ponen de los nervios, ellos también gritaron tras cada jugada y sufrieron como todos nosotros.

Durante el España-Suiza de la Eurocopa mi barrio madrileño bajo los abrasadores 35 grados de temperatura era una caldera y una auténtica locura cada vez que el balón no llegaba a su destino o Sommer hacía la parada del siglo. Un grito, otro y el eco aumentaba la desesperación de los telespectadores porque la Selección no remataba a los sorprendentes suizos que además saber hacer relojes y de cajas fuertes, saben jugar muy bien al fútbol.

¡Cómo se han defendido! ¡Qué disciplinados! Nadie, ni uno sólo, se ha salido de las líneas de la caligrafía que les había mandado Petkovic, el seleccionador suizo. Sólo en la tanda de penaltis, la perfección relojera saltó por los aíres por la presión no acostumbrada de un país que fabrica otros productos y no futbolistas. Merecen a partir de esta Eurocopa un respeto y a su vez mucho más temor.

A Luis Enrique el pase a las semifinales, y pese a no contar con ningún madridista, le ha dado la razón. Este grupo de ‘desconocidos novatos’ a más de uno le han hecho esconderse si no reconocen el mérito de esta nueva España futbolística. Están a tiempo de reconocer que todo lo que han dicho y escrito ha sido por no apreciar ni un ápice a Luis Enrique, que de momento ha llevado a España a semifinales muchas fases finales después de ganar en el 2010 la Copa del Mundo o la Eurocopa del 2012.

Siempre he sido más de la Selección que de cualquier otro equipo aunque me haya hecho sufrir más que disfrutar. Son muchos años yendo de país en país, volviendo con las orejas gachas hasta que una generación me hizo sonreír y volverme ‘loco’ ganando títulos como si fuéramos alemanes o brasileños. Más de una década después vuelvo a ilusionarme y a estar nervioso ante unos penaltis como si fuera yo el lanzador.

Esta Selección de España ha vuelto a enganchar a los incrédulos y a mis vecinos que han regresado al pasado pensando en un futuro glorioso. Cuando Luis Enrique facilitó la convocatoria para la Eurocopa ninguno de ellos pensaba en ver los partidos, pero hoy, todos estaban parando como Unai Simón o marcando el definitivo penalti como si fueran Oyarzabal. Todos han gritado, cantado y llorado al verse de nuevo en un año horrible, en una semifinal de un campeonato grande. Hoy todos vuelven a ser de España y eso se lo debemos a éstos ‘desconocidos’ ‘novatos’ y al ‘antipático’ y ‘mal’ seleccionador, Luis Enrique.

Pase lo que pase en Wembley, quiero agradecer a todos los seleccionados y al seleccionador este día y ésta Eurocopa que nos está haciendo olvidar los malos tiempos de nuestra vida y del fútbol de la última década de España como selección. Pero sobre todo quiero descorchar una botella de espumoso por haber ‘resucitado’ mi sistema nervioso y también el de mis vecinos porque después de un año y medio de silencio, han explotado en un grito salvaje de emoción. ¡Qué bonito vuelve a ser el fútbol!

Temas relacionados: , ,
Volver arriba