SPORTYOU

Archivo
24 de septiembre de 2020 24/09/20

Opinión

Opinión

Protesta ‘do it yourself’ contra Peter Lim


  • 18 de febrero
    de 2017
  • Chema Mancha

Jaume Ortí, amigo y el ex presidente del Valencia CF más entrañable que yo recuerde, tenía (y tiene) la habilidad de ensamblar varios refranes en uno solo y dejar que el contexto de la frase, acompañado de un tono claro, haga el trabajo. Así, si te comprometía en algo te podía poner “al pie de los cañones”; zanjaba conversaciones con un “aquí el pescado está frito”; la Coca-Cola es “la chispa de la vida en sí”; o era capaz de hacer que ganar La Liga fuera “un paseo en rosas”. Maravilloso. Por eso, y por mucho más, se le quiere tanto.
Y uno de sus hits fue la expresión “Pancartas de dos solo hombres”. Se la inventó hace 15 años para referirse a unas protestas que hubo en su día en Mestalla no me acuerdo bien para qué. Y sin querer pero con tono profético anunció lo que va a ocurrir mañana en en el campo. Porque la queja contra Peter Lim organizada para el partido contra el Athletic de Bilbao consiste en que cada aficionado se haga su propia pancarta, la enseñe y silbe.

Una bronca ‘do-it-yourself’ promovida por la cuenta de Twitter @PorNuestroVCF. Vale un folio, una cartulina, un panfleto o una camiseta. El aficionado en cuestión tiene que coger un rotulador, poner la frase que más le desahogue, esconder la soflama bajo la chaqueta para burlar el control censor y enseñarla en la grada. Tiene tanto de artesanal como de simbólico. Un solo hombre contra el poder absoluto del amo. El autoservicio de las protestas, el 15-M valencianí. El caso es que llegue al castillo de Singapur, algo que dudo; lo más probable es que se queden en el foso de los cocodrilos.

Estoy convencido de que Peter Lim, poseedor de un conocimiento futbolístico sin parangón desde el creador del PC Fútbol, cree que en Valencia no se tiene ni puta idea de esto, por decirlo muy amablemente. Y estoy convencido de que si le recogen las pancartas caseras tiene combustible para la chimenea de su lujoso apartamento singapurés durante dos noches. Y que con las brasas se hace unas sardinas.

Pero Mestalla, no decaigas. Un artista de estos que a finales de los ochenta supongo que se drogaba con cosas que ahora se usarían mínimo de anticongelante, pintó en el muro de Berlín una de las verdades más grandes y subversivas que existen: “Mucha gente pequeña en muchos sitios pequeños que hace muchas cosas pequeñas puede cambiar el mundo”.

Así que si eres uno o sois dos solo hombres, que diría Ortí, no te canses y lucha. Fíjate en lo que te une al de al lado y olvida el porqué del odio que le tenías en pos del objetivo común. A ver si al señor feudal se le atraganta el jabalí del follón que se monta cada domingo y se da cuenta de que tiene que delegar en gente competente para que le lleve el club.

Temas relacionados: , , ,
Volver arriba