SPORTYOU

Archivo
6 de julio de 2020 6/07/20

General

Plata para David Cal

David Cal se colgó la plata en la distancia de 1000 metros en la modalidad del C1 en una prueba vibrante dominada por el alemán Brendel, que se llevó el oro, y con el canadiense Oldershaw, que finalmente fue bronce pese a que tuvo el segundo puesto a su alcance. En una demostración de madurez, […]


8 de agosto de 2012 - Sportyou

David Cal se colgó la plata en la distancia de 1000 metros en la modalidad del C1 en una prueba vibrante dominada por el alemán Brendel, que se llevó el oro, y con el canadiense Oldershaw, que finalmente fue bronce pese a que tuvo el segundo puesto a su alcance. En una demostración de madurez, el español ahorró energías a lo largo de la prueba para finalmente lanzar su ofensiva en los últimos doscientos cincuenta metros. La remontada fue espectacular y desde ya David se convierte en mito para el deporte español en unos Juegos.

El palista español pudo elegir la calle siete del campo de regatas por el tiempo logrado en las semifinales, donde el viento es menor. Desde ahí, el español lanzó su ataque. Era uno de los favoritos en la prueba y apenas cuatro minutos por delante para colgarse una nueva medalla y convertirse en el deportista español más laureado en unos Juegos (1 oro y 3 platas). El oro de Atenas y la plata de Pekín en la distancia del kilómetro le otorgaban la suficiente confianza como para pelear sin presión.

Arrancó la prueba lento. Muy lento. Recogido en los puestos de atrás, como si la carrera ya hubiese acabado para él, vio como el resto de competidores ponía un ritmo endiablado. Pasó en sexto lugar por el primer punto de control, ubicado en los 250 metros, con una considerable desventaja. Iba ahorrando energía. Se mantuvo en el mismo puesto a mitad del recorrido mientras el alemán Brendel paleaba muy distanciado del resto. En el punto del setecientos cincuenta seguía sexto y parecía que no había lugar a la remontada.

En ese punto lanzó su ataque. David dejó de mirar a la izquierda, donde iban la mayoría de los adversarios, bajó la cabeza, aceleró los brazos y fue devorando rivales, muchos ya pagando el esfuerzo, a la velocidad del rayo. ¡Qué final! Increíble. Cuando parecía que no tenía fuerzas apareció para desmoralizar a los que ya soñaban con la medalla. En el último esprint pasó al canadiense y se colgó la plata. Y Cal se hizo mito con sus cinco medallas.

Por su parte, Paco Cubelos disputó la final absoluta de 1000 metros en la modalidad de K1 y acabó en un meritorio séptimo puesto, después de una carrera en la que siempre se movió por los puestos bajos. Su constancia le permitió remontar en el últimos doscientos cincuenta y no acabó último.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba