SPORTYOU

Archivo
9 de agosto de 2020 9/08/20

Rio 2016

Cierran la piscina olímpica de saltos por malos olores

Después de los problemas de coloración del agua, los deportistas se han quejado ahora de un fuerte hedor que están investigando


12 de agosto de 2016 - Sportyou

La piscina olímpica de saltos de los Juegos de Río 2016 ha permanecido cerrada durante varias horas debido a malos olores. Esta semana el agua de la misma se volvió verde, aunque desde la organización aseguraron que los análisis realizados confirmaban que no había riesgo de infección para los atletas. Han sido estos precisamente los que se quejaron de un fuerte hedor, por lo que en la mañana de este viernes se cerró para investigar la procedencia del mismo.

Mario Andrada, portavoz del comité organizador, fue el encargado de informar de la decisión y declaró que esperaban resolver el problema pronto. El jueves por la tarde está previsto que se lleve a cabo en el centro acuático Maria Lenk la ronda preliminar de la competición femenina de salto de trampolín individual.

Stephan Feck, saltador, publicó una imagen en su cuenta personal de Facebook en la que recriminaba el olor de la piscina. En ella aparece cerca del agua y con la nariz tapada, acompañado de un mensaje: “El momento en el que quieres entrenar y la piscina está cerrada. Toda la sede huele como si alguien hubiese estado echando gases”.

La piscina de waterpolo no llegó a coger la tonalidad verde de la de saltos, y volvió pronto a su azul natural, pero los jugadores se quejaron el pasado miércoles de un fuerte picor de ojos, probablemente por la cantidad de cloro. La Federación Internacional de Natación alegó que el cambio de color se debió a la falta de productos químicos, por lo que el PH del agua no estaba regulado.

Volver arriba