SPORTYOU

Archivo
15 de noviembre de 2019 15/11/19

General

Piden la cabeza del responsable de Honda

McLaren no está respondiendo este año a las expectativas y gran parte de culpa recae en su unidad de potencia, como se ha confirmado en Spa y Monza. Incluso Fernando Alonso, tras meses mordiéndose la lengua, ha terminado admitiendo cuál es el principal problema del equipo: la falta de potencia. Esto choca con las declaraciones de Arai tras cada gran […]


5 de septiembre de 2015 Revista del Motor - Sportyou

Yasuhisa Arai

McLaren no está respondiendo este año a las expectativas y gran parte de culpa recae en su unidad de potencia, como se ha confirmado en SpaMonza. Incluso Fernando Alonso, tras meses mordiéndose la lengua, ha terminado admitiendo cuál es el principal problema del equipo: la falta de potencia. Esto choca con las declaraciones de Arai tras cada gran premio, negando lo que resulta evidente para muchos aficionados y prensa especializada. En Japón, país natal de Honda, el hartazgo ha llegado un poco más lejos y la prensa pide ya lo que muchos llevaban pidiendo en las redes sociales: su dimisión.

La marcha de Arai parece ser la clave esbozada para la recuperación de las prestaciones perdidas por McLaren esta temporada. Se exige no sólo por la falta de prestaciones del motor japonés, sino por los continuos mensajes excesivamente optimistas, que han minado la ya escasa credibilidad de Arai. El mismo que adelantó podios para Silverstone o un motor similar al de Ferrari para Spa niega ahora haber pronunciado estas últimas palabras y cree que la base de todos los problemas se encuentran en la “mala adaptación del motor al monoplaza”, diseñado por Peter Prodromou. Una cuestión contrarrestada en Monza por Alonso, que ya no esconde su decepción con el motor japonés: “Hay muchas áreas donde necesitamos mejorar, pero en un circuito con 6 curvas, estamos perdiendo 2 o 3 décimas en todas ellas (en su conjunto), y el resto de los 3 segundos tienes que encontrarlos en las rectas. En las rectas vamos con el pedal (del acelerador) a fondo, así que no hay mucho que podamos hacer”, declara el asturiano, que señala con sus palabras al mayor problema del equipo: su unidad de potencia. En resumen: Honda. Un motor que a pesar de las palabras de Arai no mejora lo suficiente para cambiar la suerte del equipo, abonado a las últimas posiciones en circuitos convencionales, y a luchar por algunos puntos en circuitos lentos como Mónaco, Hungría o quién sabe si Singapur. Poco premio para un equipo que aspira a conseguir Campeonatos del Mundo.

La presión se ha ido acumulando a lo largo de estos últimos meses sobre los hombros de Arai. Si sus pilotos evitaban anteriormente culpar directamente al motorista, ahora no se esconden. La prensa japonesa se suma a las peticiones que hay en las redes sociales pidiendo su cabeza, y la salida de los patrocinios importantes que quedan en McLaren (entre ellos el de Johnie Walker) para el año que viene no hacen otra cosa que empeorar la situación. McLaren es la apuesta de Honda para la F1, es su equipo “de fábrica” como se dice normalmente en estos casos. Aportan dinero al equipo, pagan la mitad de los salarios de los pilotos, facilitan sus motores sin coste a los de Woking…pero ello no consigue obviar el efecto negativo a nivel deportivo y comercial que están teniendo sobre McLaren. Como dijo Boullier recientemente “McLaren necesita ganar ya, Honda algún día”. Y la F1 no espera a nadie. Ni siquiera a Honda, y mucho menos a Yasuhisa Arai. ¿Terminará la temporada? Sólo el CEO de Honda tiene la respuesta.

Temas relacionados: , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba