SPORTYOU

Archivo
7 de diciembre de 2019 7/12/19

Motor

La sombra de Honda persigue a Alonso en Indianápolis

Pese a las grandes sensaciones que dejó el español en el 'Fast Friday', el temor a una rotura de motor le acecha de cara a la clasificación y la carrera


20 de mayo de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

Fernando Alonso lleva una semana disfrutando del sueño americano. Desde que pisó Indiana se le ve con una sonrisa que hacía tiempo que había perdido en la Fórmula 1, y el motivo es que, por fin, está disfrutando al volante de un monoplaza. No sólo se lo está pasando bien, sino que además tiene motivos para ser optimista: en el ‘Fast Friday’ consiguió la mayor velocidad de su carrera deportiva, con más de 372 km/h de media en una vuelta al óvalo y una punta superior a los 380 km/h.

Sin embargo, tiene motivos para no confiarse. Aunque poco o nada tienen que ver los Honda de esta competición con los que sufren y padecen en la Fórmula 1, durante toda la semana de entrenamientos libres han adolecido de un pequeño problema, con una palabra que supone una pesadilla para Alonso: la fiabilidad. Según informa RACER, desde Honda han detectado un problema endémico en la construcción de los motores que nutren a 18 de los 33 inscritos en las 500 Millas de Indianápolis. Esto ha hecho que se hayan producido cinco roturas de motor en esta semana, la última este mismo viernes en el coche de Jack Harvey.

Nada hace pensar que los coches del Andretti Autosport, el equipo de Alonso, vayan a tener problemas, pero no se pueden confiar. Sebastian Bourdais, ex piloto de Fórmula 1 y uno de los candidatos a victoria del día 28, rompía el jueves con el mismo problema que ya le hizo abandonar en el Grand Prix de la IndyCar (una carrera en el mismo circuito, pero en su versión rutera, que era la que empleaban los Fórmula 1). “Es el mismo problema que el sábado, el motor se fue. Claramente existe un problema, no sé cuál. No estoy seguro de que ellos lo sepan, el motor era prácticamente nuevo”, explicaba el francés.

Desde Honda están seriamente preocupados. Tras la profunda crisis que atraviesan en la Fórmula 1, tener un buen resultado en las 500 Millas puede ser el revulsivo que necesitan para recuperar imagen. “Estamos investigando lo que ocurre y haremos todo lo posible por solucionar los problemas antes de la carrera”, prometía Allen Miller, responsable de Honda Racing Development, antes del ‘Fast Friday’.

Sin embargo, la rotura de Harvey hizo que los temores aumentasen en el resto de equipos. Alonso no quiere que sus opciones (que las tiene) vuelvan a irse por el desagüe, porque tiene un sueño, ganar las 500 Millas de Indianápolis, y eso no habrá pesadilla que lo estropee.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba