SPORTYOU

Archivo
18 de enero de 2020 18/01/20

Opinión

Opinión

Pero, ¿por qué les han invitado?


  • 08 de enero
    de 2020
  • Iñaki Cano

Quizás no se haya merecido por títulos llegar a Yeda, pero una vez que allí, se ha ganado a pulso jugar la final de la Supercopa de España. El Real Madrid le ha dado un baño con repaso incluido al Valencia CF, campeón de la Copa del Rey. El equipo de Zinedine Zidane, como ya he escrito aquí últimamente, es un equipo con garantías aunque se presente en el campo con bajas importantes que pudiera parecer de inicio, inferior.

En esta nueva Supercopa de dos campeones y dos invitados, o si ustedes quieren para los anti madridistas, con tres que se lo han ganado y otro que ha entrado con calzador, presiento que el Real Madrid para enfado de los ‘antis’ puede llevarse la veterana competición con nuevo formato. Por lo visto, ha sido tan grande la superioridad del Real Madrid, que el Barça y el Atleti estarán estudiando la manera de ganar al invitado con calzador en la final del domingo 12 de enero del 2020.

Con las ausencias de Eden Hazard, de Gareth Bale y con la baja de Karim Benzema, los valencianistas se las prometían muy felices y más viendo la temporada que estaban haciendo los de Albert Celades pero todo cambió en cuanto comenzó el partido. La exhibición ha sido impresionante. El Real Madrid marca un primer gol de pillo. Kroos sorprende a los juveniles del Valencia. Isco sabe hacer el segundo con la tranquilidad de un ‘fuoriclasse’ de otra galaxia, que además ha dado una clase magistral en la primera semifinal. Y a lo anterior se une, madre mía, ¡qué golazo! de Luka Modric: media bicicleta y con el exterior el 3-0 demostrando así que por algo fue el mejor del mundo en el 2018.

Quizás el Real Madrid, por la campaña de la temporada anterior, no se haya ganado su presencia en Arabia Saudí pero gracias a la ‘invitación’ de Luis Rubiales, hemos visto un partidazo del equipo blanco en el que ha dominado y controlado todos los ‘tempos’ y zonas del partido. Es más que probable que si gana la nueva Supercopa más de uno y de mil dirán que no se la merecen porque no deberían haberla jugado. De momento, esperaremos a saber lo que pasa con la final pero como levanten el trofeo será mejor no volver a invitarles aún a riesgo de perdernos un baño en toda regla como el que le ha dado el Madrid al Valencia en el desierto de Arabia Saudí.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba