SPORTYOU

Archivo
4 de julio de 2020 4/07/20

Opinión

Opinión

Periodismo, fútbol, Real Madrid…


  • 10 de noviembre
    de 2009
  • Carlos Rodríguez Barceló

Tras la derrota en el Bernabéu con el Milan, Valdano señalaba que los tiempos periodísticos diferían mucho de los futbolísticos. Efectivamente, la rabiosa actualidad olvida a velocidad supersónica los acontecimientos más inmediatos. El partido del Calderón ya es historia y a nadíe le importa.

¿Cuántos profesionales de los medios (y no tan profesionales) viven del futbol? Completar diariamente los periódicos deportivos es todo un milagro. Programas especializados, tertulias radiofónicas diversas, blogs, espacios deportivos en telediarios, etc… Los periodistas “punteros” se convierten en estrellas mediáticas y se ven obligados a mantener una imagen, en algunos casos de forma perniciosa para el deporte.

No puedo opinar a “lo Maradona”, porque creo que el futbol tiene la trascendencia mundial que el periodismo le ha otorgado, pero sí creo que como en cualquier ecosistema debe procurarse un equilibrio, porque existen especies en peligro de extinción que fruto de un periodismo incontrolado pueden desaparecer.

El Real Madrid es un filón. Es el equipo de todos: cuando gana se alegra medio mundo y cuando pierde, el otro medio.

Mi opinión si seguís mis artículos es inalterable: el Madrid perdió su identidad hace muchos años (a pesar de los títulos) y recuperarla es un camino lento muy lejos de los tiempos periodísticos. El Real Madrid está en boca de todos y le llevamos de la gloria a la miseria en 24 horas; y sus dirigentes, sus jugadores, sus técnicos, son personas. No vale ampararse en sus emolumentos, ni decir que deben aguantar la presión. La presión del futbol español y en concreto la del Real Madrid no tiene comparación, y así, es complicado trabajar.

Muchos millones de espectadores (periodistas incluidos) tienen un entrenador dentro, un presidente, pero Pellegrini (o Florentino, o Laporta, o Unai Emery) hay uno, y por ahora es el que debe tomar decisiones.

Tras la debacle en Alcorcón (escribo esto minutos antes de la vuelta), unanimemente se pidió la cabeza de Pellegrini y la crucifixión de Guti. Respecto a ésta última, la decisión del chileno parece evidente y contundente (léase el antecedente Riquelme). ¿Está equivocado?¿Lleva razón? Da igual, opinamos tantos y tantas veces que si él tiene que hacerse eco, acabará destrozado, como le ha ocurrido a todos los entrenadores en los últimos años.

No soy un especial admirador de Pellegrini, de hecho creo que a sus equipos les falta un poco de carácter, pero soy defensor de dejar trabajar para poder juzgar, y en esto de futbol y en el Real Madrid la “presunción de inocencia” pasó a la historia.

Demasiados a repartir.

Temas relacionados: ,
Volver arriba