SPORTYOU

Archivo
15 de diciembre de 2019 15/12/19

Opinión

Opinión

Pep sigue ejerciendo de cerebro


  • 11 de enero
    de 2009
  • Miguel Gutiérrez

Pep Guardiola no quiere oír hablar de tripletes. Lógico. Es un hombre sensato que sabe que el halago debilita, que el fútbol es una montaña rusa y la presión, una mala compañera. Lo sufrió el Real Madrid ‘galáctico’, cuyo “trébol” se quedó tiritando sin una mala hoja, y el propio Barça hace poco más de dos años. Con Frank Rijkaard al mando, venía de conquistar su segundo doblete Liga-Champions en lo que parecía sólo el inicio de un ciclo dominador. Aquello de “El Barça de las siete Copas”, promocionado por los mismos que ahora hablan de la ‘triple corona’, fue el principio del fin, el prólogo a la actual sequía: dos años sin levantar un trofeo que el equipo de Guardiola va a romper, no me cabe duda, en cuestión de meses. Y cuando lo haga, en gran parte, será gracias a la cordura de un técnico que, como en sus tiempos de futbolista, sigue ejerciendo de cerebro. En sus comparecencias públicas, y seguramente también de puertas adentro, Guardiola demuestra un manejo magistral de la psicología: manteniendo la tensión de su grupo aún en los partidos más intrascendentes, haciendo que todos sus hombres se sientan importantes y, lo más difícil, conteniendo la euforia y el halago de esos mismos que, montaña rusa abajo, no dudarán en crucificarle.

Público | Guardiola, el mentalista
Martí Perarnau | La realidad de cuello retorcido

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba