Archivo
23 de mayo de 2019 23/05/19

Opinión

Opinión

Pellegrini se disfraza de Mourinho


  • 18 de febrero
    de 2014
  • Julián Ávila

La polvareda que levantan las jugadas polémicas suelen esconder la realidad. Me temo que también sucederá en buena parte de los análisis del partido entre el Manchester City y el Barcelona. La acción del penalti a Messi y la expulsión consiguiente de Demichelis marcarán la hoja de ruta de los polemistas y solaparán el juego que se vio en el césped. La jugada es compleja y resulta difícil dirimir en qué punto del lance llega la falta. ¿En el primer contacto? ¿En el siguiente? Un capítulo sólo apto para ventajistas y los amantes de las coartadas. Como hizo el técnico local. Que Pellegrini se escude en las decisiones del colegiado es un síntoma de debilidad. Me recordó más a Mourinho que al Manuel de la Liga española.

El Barcelona ha sido mejor pese a que ha sufrido en algunas fases. Me decepcionó sobremanera el City. También me recordó el planteamiento a alguno de Mou. Amarrategui total. No entiendo esa disposición inicial a la especulación a la espera de no sé qué. Este Barça solo sufre si se le atosiga y le pelea la posesión. Eso de correr como pollos sin cabeza solo conlleva al desgaste. Y si estas con uno menos en el campo al final se acaba pagando. Pellegrini no supo contrarrestar una idea de juego del rival que conocía a la perfección y al final lo pagó caro con el segundo gol de Alves, que puede ser definitivo para la vuelta.

El partido le vino grande al City. Y a su entrenador. En este tipo de competición se nota el empaque de los equipos. La Champions pone a cada uno en sitio y hoy el Barcelona está varios pasos por delante de este Manchester, que tiene más plantilla que equipo. La mala administración de los últimos minutos del City, echándose al ataque de manera casi suicida con uno menos, demuestra esa debilidad. Con uno a cero la eliminatoria está abierta, pero con dos se antoja casi imposible. En definitiva, el Barcelona ganó todas las batallas sin hacer demasiado daño.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba