SPORTYOU

Archivo
27 de septiembre de 2022 27/09/22

Natación

Pellegrini hace claudicar a Ledecky por primera vez

La estadounidense no había perdido ninguna de las 13 finales internacionales que había disputado desde que debutó en 2012


26 de julio de 2017 - Sportyou

La duodécima jornada de los mundiales de natación ya es historia de la piscina. Por primera vez desde que debutó de manera profesional en 2012, Katie Ledecky no ha ganado una final. Los 200 metros libre en Budapest se los llevó la plusmarquista Federica Pellegrini, que suma su tercer oro mundial en la distancia, y que superó a Ledecky y a la australian Emma McKeon, plata ‘ex aequo’ con el mismo tiempo que la estadounidense.

Tampoco falló el otro gran rey de estos mundiales, Adam Peaty, que se colgó el oro en los 50 braza, como era previsible, pero esta vez sin batir su propio récord del mundo. La participación española, tras la eliminación de Hugo González de Oliveira en los 200 metros libres, la salvó Mireia Belmonte, que con un 2:06.71 se metió en la final de los 200 mariposa, la prueba que le dio el oro olímpico en Rio. La final del jueves con la española, Katinka Hosszu y la alemana Henke apunta a marcar un hito.

200 metros libre femeninos

Katie Ledecky, Katinka Hosszu y Emma McKeon partían como las grandes favoritas para la final de los 200 metros libre, pero nunca hay que dejar fuera de las apuestas a la vigente plusmarquista. Federica Pellegrini ganó su tercer oro mundial en una carrera memorable, con unos últimos 50 metros de lo mejor de los últimos años. Ninguna mujer se ha subido más veces a un podio, siete, en la misma prueba en la historia de la natación moderna.

Además, la victoria de Pellegrini tiene más mérito aún si cabe, al hacerlo sobre Katie Ledecky. La estadounidense ha perdido su primera final internacional individual desde 2012 (llevaba 13 finales y 13 oros), pero esta vez claudicó ante Pellegrini y de hecho ni siquiera su plata fue única, ya que entró ‘ex aequo’ con el mismo tiempo que la australiana McKeon, 1:55.18. Hosszu quedó más lejos de lo previsto, aunque aún le quedaba por competir en la segunda semifinal de los 200 mariposa.

200 metros mariposa masculinos

Chad LeClos y Laszlo Cseh se batieron en su enésimo duelo en los 200 metros mariposa, y no defraudaron ni mucho menos. El sudafricano apostó toda su carrera a unos primeros 100 metros letales, con un último viraje letal que fue suficiente para sostener en la última piscina el arreón final del ‘alien’ húngaro. No obstante, Cseh aumenta su colosal colección de medallas: ha conseguido en los últimos cuatro Juegos Olímpicos, los 8 últimos Mundiales y los 7 últimos Europeos.

El bronce fue para el ‘emperador’ japonés, Daiya Seto, que también culminó una última piscina brutal en la que dejó sin medalla al local Kenderesi.

50 metros braza masculino

Adam Peaty, como no podía ser de otra manera, logró su segundo oro mundial en 50 metros braza, aunque esta vez no pudo batir el récord del mundo que implantó en la semifinal. El británico, que tiene las 6 mejores marcas de la historia en los 50 braza, ganó con un 25.99, sólo 4 centésimas peor que el mejor tiempo de siempre. La plata fue para un ‘outsider’, el brasileño Joao Gomes Jr., mientras que el sudafricano Cameron Van der Burgh sacó el bronce.

800 metros libre masculino

No fue una carrera al uso, especialmente porque el favorito Yang Sun se quedó fuera del podio con mucho. La victoria y el oro mundial fue para el italiano Gabriele Detti, que aguantó durante toda la prueba al lado del polaco Wojdak, y que se vio por delante del otro gran favorito, su amigo y compatriota Paltrinieri.

4×100 estilos mixto

La primera vez que se estrenaba el relevo mixto masculino y femenino (prueba que será olímpica en Tokio) en un Mundial se lo llevó Estados Unidos, gracias a un cuarteto formado por Matt Grevers, Lily King, Caeleb Dressel y Simone Manuel. Los 100 mariposa de Dressel fue fundamental, ya que con su 49.9 dejó expédita la última piscina a Manuel, que consumó la mejor marca del récord del mundo con un 3:38.56.

La plata se la llevó la Australia de McKeon y compañía, mientras que Canadá y China compartieron el bronce ‘ex aequo’. Gran Bretaña, la gran favorita, se quedó fuera del podio.

Volver arriba