SPORTYOU

Archivo
23 de enero de 2022 23/01/22

Moto GP

La constante reivindicación de Dani Pedrosa

Dani Pedrosa

La victoria en Jerez le convierte en el primero de la historia del Mundial de motociclismo en sumar al menos una durante 16 temporadas consecutivas


8 de mayo de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

Dani Pedrosa ya es historia del motociclismo mundial, sin llegar a conquistar un título de la máxima categoría. El español se convirtió en Jerez en el ganador de la carrera número 3.000 del Mundial (la 1.000 la ganó Ángel Nieto y la 2.000, Mick Doohan) y además en el único piloto de la historia en vencer, al menos, un Gran Premio durante 16 años consecutivos. Y sin embargo, sigue cuestionado.

Las lágrimas de Pedrosa en el podio de Jerez (ya se ha subido a ese cajón once veces), acompañado por Marc Márquez y Jorge Lorenzo y ante la mirada paternal del Rey Emérito Juan Carlos, no fueron casuales. Por mucho que hombres como el mismísimo Valentino Rossi le coloquen como un candidato cada año, muchas veces su propia irregularidad le han hecho partícipe de su propia leyenda negra. No cuenta en las apuestas. Es capaz de ganar, de estar arriba… pero se queda lejos de las opciones de victoria final. Recuerda, con sus muchísimos matices, a lo que le pasó a Jenson Button antes de 2009 en Fórmula 1: siempre fue considerado un potencial campeón, pero hasta que no tuvo todo de cara, no logró el título.

A Pedrosa le pesan demasiado las lesiones. Tiene ambas piernas destrozadas, los huesos rotos por mil y un sitios, y las clavículas lo mismo. Cada vez que se cae, algo razonablemente habitual para cualquier piloto de motos, el público contiene el aliento. Sólo esperan que no tenga que volver a visitar el quirófano del doctor Mir, el ángel de la guarda del paddock. Es esa fama de corredor de cristal y de no arriesgar como lo hacen Márquez, Rossi o Lorenzo (y antes Stoner) la que le ha dejado relegado a un lugar secundario en las apuestas.

Pero él se empeña en demostrar a quienes le jubilan que ahí sigue, con 30 victorias en la máxima categoría y que, en cualquier momento, va a ser capaz de dar la campanada. Sólo necesita que le salgan todo ases de mano.


(Infografía: Repsol)

Temas relacionados:
Volver arriba