SPORTYOU

Archivo
23 de febrero de 2020 23/02/20

Fútbol

Pedro y el Barcelona se enredan

Pedro y su gol salvador de la Supercopa de Europa han liado más aún el nudo del “traspaso” del jugador. Desde la temporada pasada, a Pedro no le gustaba el comportamiento de Luis Enrique con él. El tinerfeño había sondeado al club y a su entrenador, con la posibilidad de marcharse. Neymar fue la primera […]


13 de agosto de 2015 - Sportyou



Pedro y su gol salvador de la Supercopa de Europa han liado más aún el nudo del “traspaso” del jugador. Desde la temporada pasada, a Pedro no le gustaba el comportamiento de Luis Enrique con él. El tinerfeño había sondeado al club y a su entrenador, con la posibilidad de marcharse. Neymar fue la primera piedra en el camino de Pedro. La segunda, la llegada de Suárez. Con Messi, Neymar y el uruguayo, a Pedro se le cerraron más las puertas de los minutos en el Barcelona y más aún viendo los buenos resultados de la MSN.

Antes de esos buenos resultados, Pedro hablo con Luis Enrique y éste le pidió que siguiera en la plantilla y le “prometió” más protagonismo con más minutos que en la temporada anterior con Martino. Pero del dicho al hecho, ha habido demasiado trecho desde el punto de vista del canario. Cuando a Pedro le llegaron las ofertas desde Manchester, no sólo del United, también del City, al jugador se le iluminaron al ansias por jugar en la Premier y con los minutos ingleses, se le abrirían también las puertas de la Eurocopa. Pese a saber que su aportación estaba siendo mínima durante la temporada y que tampoco cambiaría mucho en la 2015/16, por amor a los colores azulgranas y al irrenunciable salario, Pedro dio el visto a la renovación con el Barcelona hasta la temporada 2019 dias antes de la final de la Champions League.

Desde el anuncio han pasado escasos tres meses y a Pedro se le puso la mosca detrás de la oreja al ver que si en la pasada temporada jugó poco, en la presente le pasaría lo mismo o peor. Por eso habló con Bartomeu y con Luis Enrique y les dijo que deseaba tener más minutos: “Comprendo que con la presencia de Messi, Suárez y Neymar será muy complicado darme más minutos, pero yo lo que quiero es jugar y si llegan ofertas interesantes para el Barcelona y para mi, quiero que las estudiéis”. El presidente y el entrenador se lo dejaron claro a Pedro explicándole que querían que siguiera en el club y el que se lo quisiera llevar debería pagar la cláusula.

Ahí estaban jugador y club, cuando llegó la Supercopa y con el ella, el jaleo. Robert Fernández, director deportivo, en la previa y a TV3 dice que Pedro quiere marcharse. Luis Enrique deja en el banquillo a Pedro. El presidente señala que es una decisión técnica y la rumorología de las redes sociales, indican que no juega porque ya está fuera del Barcelona.

En la prórroga Pedro marca el gol de la victoria que celebra con rabia y en los festejos lo hace en solitario y con el pensamiento en un futuro lejos de Can Barça. Después, el presidente quiere que siga en el Barcelona. Luis Enrique también, pero achaca la suplencia de Pedro, a unas supuestas molestias dos días antes en un entrenamiento. Pedro por su parte, niega que quiera marcharse y deja en evidencia al director deportivo: “Robert ha hecho unas declaraciones muy desafortunadas. No me conoce. Solo he cruzado un par de frases con él”.

En el vuelo de regreso desde Tiflis, las carantoñas de los directivos y del cuerpo técnico, no han cambiado las ideas ni el pensamiento de Pedro: “Quiero quedarme pero está muy complicado. Quiero jugar o tener las mismas posibilidades que otros y eso al parecer, está difícil. No me quiero ir. Si al final tengo que marcharme no lo haré por dinero como se ha dicho y sí, por minutos de juego”.

Así están las cosas en el Barcelona con cuatro títulos en la vitrina y con el “sextete” casi en sus manos. Increíble pero cierto. Bartomeu no sabe a que atenerse. Luis Enrique sabe lo que quiere, entiende a Pedro, pero es lo que hay: antes que él están Messi, Neymar y Suárez. El vestuario quiere que Pedro siga con ellos y así lo ha dicho “el presidente” Messi: “Pedro se lo merece todo”. La “bomba” está lanzada y la cuenta atrás en marcha. Según el famoso “entorno” barcelonista, la “bomba”estallará de todas las maneras. Si se marcha por dejarle irse. Y, si se queda, será el propio Pedro quien la haga estallar en cuanto Luis Enrique no le de las oportunidades que Pedro considere que se merece. Y esas, en un futbolista, nunca son las justas para quienes no juegan todo lo que ellos creen que se han ganado en el día a día.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba