SPORTYOU

Archivo
7 de agosto de 2020 7/08/20

Opinión

Opinión

Partida de ajedrez


  • 10 de abril
    de 2020
  • Manolo Oliveros

Es lo que parece en los movimientos que se van produciendo en la Junta del Barça. Sale Bartomeu y, en la primera jugada, se filtra que ha pedido la dimisión de dos vicepresidentes y que piensa pedir la de otros dos directivos. Mueve ficha Rousaud y concede entrevistas, poniendo el foco en las sospechas sobre las facturas fraccionadas, el Barçagate o gestiones tan controvertidas como el cese de Ernesto Valverde o la negociación con los jugadores para la reducción salarial, entre otras acciones censurables de Bartomeu. Pasaron las horas y no son cuatro, sino seis, los directivos que presentan su dimisión ante notario… y Bartomeu no reaccionó. No movió ficha.

Su “rival” , en esta partida de ajedrez, Rousaud aprovechó para mover la suya con rotundidad y cercar a la Reina, declarando que ha podido haber administración desleal o directamente “alguien ha metido la mano en la caja”. La táctica de Rousaud es adelantarse a la jugada del contrario y atacar, antes que se mueva la maquinaria del club.

Y mueve ficha Bartomeu, a través de un comunicado en el que amenaza al ex vicepresidente institucional con acciones penales. Y la partida sigue. Van desapareciendo peones, torres y , caballos, pero todavía quedan las Reinas.

Una Reina, la de Bartomeu, apoyada por quien sea su delfín de verdad para las próximas elecciones, y otra Reina, la de Rousaud que, primero, quiere transparencia a través de las Auditorías, y segundo dar el paso a ser candidato a la Presidencia. Muevan ficha.

Volver arriba