SPORTYOU

Archivo
6 de julio de 2022 6/07/22

Fútbol

Portugal ensaya con Brasil

Brasil y Portugal empataron (0-0) en un partido en el que apenas se jugaban nada. Unos estaban ya clasificados para octavos de final, a los otros sólo una goleada de Costa de Marfil les podía dejar fuera. La única duda estaba en saber si Portugal pelearía por la victoria, una victoria que traería consigo el […]


25 de junio de 2010 Sergio Santomé - Sportyou

Brasil y Portugal empataron (0-0) en un partido en el que apenas se jugaban nada. Unos estaban ya clasificados para octavos de final, a los otros sólo una goleada de Costa de Marfil les podía dejar fuera. La única duda estaba en saber si Portugal pelearía por la victoria, una victoria que traería consigo el primer puesto en el grupo ‘G’. Esa plaza es para Brasil, que se enfrentará a Chile, mientras que Portugal deberá vérselas con España.

Dunga no podía contar con Kaká -sancionado-, al que sustituyó Baptista. Mientras, Robinho y Elano también se quedaron en el banquillo, en su lugar jugaron Nilmar y Dani Alves. A pesar de esas variaciones, Brasil llevó el mando del partido en la primera mitad. Portugal se encerró atrás, dejando a C. Ronaldo de islote arriba. En el Costa de Marfil-Corea del Norte, empezaron a llegar los goles. A los 20 minutos, los africanos ya llevaban dos, por lo que por un momento pareció probable el milagro marfileño. Pero se quedó ahí la cosa, los delanteros marfileños tenían mojada la pólvora y no volverían a marcar hasta los minutos finales del encuentro.

En los últimos minutos de la primera mitad, en Durban, apareció el juego subterráneo y duro. Pepe y Felipe Melo se vieron envueltos en varios choques y ambos fueron amonestados. Tanto es así que Dunga se vio obligado a retirar del campo a Melo minutos antes del descanso, ante el temor de que el centrocampista recibiese una segunda amarilla. Brasil había sido mejor en una primera parte marcada por la desesperación de Ronaldo. El delantero portugués intentaba una y otra vez la jugada individual, pero siempre sin suerte.

El ritmo de juego de la segunda mitad distó mucho del de la primera. Ambos se relajaron por completo y dejaron que los minutos pasasen lentamente. El poco espectáculo ofrecido en esos segundos 45 minutos propició los silbidos de parte de la grada, aburrida ante el soporífero partido. Con este empate, los pupilos de Dunga se aseguran el primer puesto y los de Queiroz el segundo. Pero ninguno de ellos sabe contra quién se vera las caras en octavos de final. Ambos tienen opciones de enfrentarse a Chile, Suiza y España y sólo conocerán su rival al término de la jornada. La posibilidad de ver un Brasil-España en la siguiente fase cobra fuerza.

Volver arriba