Archivo
24 de mayo de 2019 24/05/19

General

Özil y Granero rescatan al Madrid

El pregunta de la semana era si el Real Madrid había salido ganando de su enfrentamiento contra el Barcelona por la imagen mostrada o si, por el contrario, salía derrotado por no utilizar el mismo sistema en el partido de ida. En medio del debate, el Zaragoza, colista de la Liga BBVA, se presentó en […]


28 de enero de 2012 - Sportyou

El pregunta de la semana era si el Real Madrid había salido ganando de su enfrentamiento contra el Barcelona por la imagen mostrada o si, por el contrario, salía derrotado por no utilizar el mismo sistema en el partido de ida. En medio del debate, el Zaragoza, colista de la Liga BBVA, se presentó en el Santiago Bernabéu marcando un gol en el minuto 11. Un buen desmarque de ruptura de Aranda encontró a Lafita en el área, quien definió con Casillas batido. Los blancos enmudecieron hasta hacerse con el dominio del encuentro, hasta que Granero se erigió por encima de Xabi Alonso comandando el centro del campo del Madrid. El buen trabajo de Micael sobre el donostiarra lo relegó a un segundo plano en el partido y no tuvo tanta incidencia como acostumbra, sin contar el último mes, donde no ha encontrado su mejor versión.

Por delante de Granero se abrían varios caminos, una línea de dos mediapuntas con Kaká, en el centro, y Özil, algo más escorado a la derecha. Un poco más arriba y a la izquierda se encontraba Ronaldo, mientras que Benzema cerraba el equipo. La posesión era merengue en su totalidad y el Zaragoza, poco a poco, se fue arrinconando en su mitad de campo. Los centrales del Madrid podían avanzar hasta el centro del campo, algo que aprovechó Carvalho para filtrar un buen pase hacia Kaká. Éste se adentró en el área y definió ante Roberto para anotar el empate.

Justo después del paso por vestuarios, Ronaldo hizo el segundo. Una vez más, Granero se encontró en tres cuartos con la posesión del balón, picó un pase entre líneas a Özil y el alemán se la dejó al portugués para que definiese sin problemas. Una vez el Real Madrid se puso por delante en el marcador ya estaba el partido visto para sentencia. Aranda era un islote a la deriva y el Zaragoza no trenzaba jugadas de ataque. El tercer gol blanco fue obra de Özil, con un buen zurdazo desde dentro del área al primer palo. Decayó la intensidad del encuentro con el 3-1 y empezó el carrusel de cambios. Fuera Xabi Alonso, Benzema y Kaká. Por su parte, el Zaragoza intentó cambiar el rumbo con Postiga o Barrera, pero no hubo efecto.

El Real Madrid se llevó los tres puntos sin aparente dificultad, más allá de la que supuso tornar en victoria un resultado en contra desde el minuto diez. El potencial de este equipo se lució durante varias fases del encuentro para asentarse, una semana más, como líder destacado de la Liga BBVA

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba