SPORTYOU

Archivo
16 de julio de 2024 16/07/24

General

Oblak o Moyá: lío de guantes en el Manzanares

Miguel Ángel Moyá ya está en la última fase de su lesión y Jan Oblak está firmando los mejores registros del Atlético de Madrid esta temporada: cuatro partidos seguidos sin encajar un gol. Habrá que esperar para ver si Diego Simeone vuelve a confiar en el portero mallorquín o prefiere mantener la racha del esloveno […]


8 de abril de 2015 - Sportyou

Miguel Ángel Moyá ya está en la última fase de su lesión y Jan Oblak está firmando los mejores registros del Atlético de Madrid esta temporada: cuatro partidos seguidos sin encajar un gol. Habrá que esperar para ver si Diego Simeone vuelve a confiar en el portero mallorquín o prefiere mantener la racha del esloveno hasta final de temporada.

Al inicio de curso el Atleti tenía el complicado objetivo de sustituir a Thibaut Courtois. El primero en llegar fue Moyá procedente del Getafe, pero el club fichó también a Oblak del Benfica por 16 millones de euros. Una cantidad que le convertía en uno de los porteros más caros de los últimos años en Europa. Con los dos en el equipo, Simeone tenía que decidir.

En las primeras jornadas el Cholo parecía tenerlo claro: Moyá en Liga y Oblak en Copa y Champions. Moyá se fue ganando su confianza al encajar sólo tres goles en los tres primeros partidos, dos de ellos en el derbi ante el Real Madrid. En cambio Oblak tenía la oportunidad de demostrar su valor en el debut en Champions ante el Olympiakos. Pero la derrota por 3-2 lo cambió todo. Desde este partido, la portería en Europa también fue para Moyá tal y como confirmó Simeone antes de jugar contra el Malmoë: «Mañana jugará Moyá. Pueden preguntar esto en todas las ruedas de prensa que quieran, que siempre diré lo mismo.»

Con Moyá el Atlético ha recibido 25 goles en 36 partidos y ha mantenido en 19 encuentros su portería a 0. Mientras tanto, Oblak parecía no tener una fecha de vuelta. Pero el partido ante el Bayer Leverkusen le volvió a dar una nueva oportunidad por la lesión de Moyá en el minuto 23. En aquel partido no encajó un gol. Sólo en la tanda de penaltis. En la que precisamente paró el lanzamiento de Calhanoglu.

Desde entonces el esloveno ha disputado tres partidos en Liga y parece haber cogido la confianza que le faltaba al principio y se ha convertido en el cerrojo del Atleti: 418 minutos sin recibir un gol. En los últimos tres encuentros no ha encajado ningún tanto: ante Getafe (2-0), Córdoba (0-2) y Real Sociedad (2-0). En total esta temporada lleva 11 goles en contra en 11 partidos y ha dejado la portería a 0 en 6 encuentros. Pero a esto hay que sumarle sus grandes actuaciones en los partidos frente al FC Barcelona en Copa del Rey o ante el Córdoba en Liga. La última más destacada, la que hizo ante la Real Sociedad este martes:

Esta situación no es nueva para Oblak. En el Benfica se ganó la titularidad hasta el final de temporada por la lesión de Moraes. Disputó 28 partidos y no perdió ninguno. Sólo la final de la Europa League ante el Sevilla FC en penaltis. Unas actuaciones que le convirtieron en el mejor guardameta de la liga portuguesa.

Los registros de Moyá en sus últimas actuaciones también son para destacar: sólo ha encajado un gol, en el empate a 1 ante el Valencia en Mestalla. Los otros dos encuentros acabaron 0-0 frente a Sevilla y Espanyol. Unos números que dejan a ambos en lo más alto y a Simeone con la duda de quién ocupará la portería de aquí al final de temporada. Por ahora, prefiere no manifestarse como hizo al terminar el partido ante la Real Sociedad, en la que le preguntaron si ya sabía su decisión cuando estuvieran los dos disponibles: «Estoy muy contento con la actuación de Oblak».

Volver arriba