Archivo
26 de septiembre de 2018 26/09/18

Opinión

Opinión

Obama y Tiger


  • 23 de enero
    de 2009
  • Iñaki Cano

No quiero compararles por su color de piel. Tampoco por ser americanos. Ni tan siquiera porque los dos jueguen al golf. Uno está claro mejor que otro, pero el otro es presidente y el uno no, bueno la verdad porque no quiere. Bromas aparte, lo cierto es que la llegada del nuevo presidente de los Estados Unidos ha traído aíre fresco a su nación y al mundo entero. Creemos que Obama nos salvará a todos. Estamos convencidos que las injusticias se acabaron con su juramento y que el universo será de color de rosa. Sinceramente pienso que no es oro todo lo que reluce pero si brilla a primera vista si lo fuera. Obama “el zurdo de oro”, a alguno de nosotros nos hizo despertarnos el 21 de Enero con un rayo de esperanza, que hacía tiempo no deslumbraba nuestra primera mirada mañanera. Quizás simplemente fuera ilusión, pero de verdad los que aún creemos en los hermanos Grimm, salimos a la calle con otras aspiraciones pese al chaparrón que está descargando sobre nuestras cabezas.

Algo parecido nos ha pasado también a los que nos gusta el golf. Jugarlo y verlo. Que Tiger Woods pueda estar pronto en un campo de golf compitiendo, nos anima. Esa incertidumbre de saber si volverá por donde lo dejó, nos hace mirar el futuro del golf con más ilusión. Desde su retirada por lesión lo único que nos tenía pendiente de éste maravilloso deporte, era saber, si Sergio García le alcanzaría antes de que regresara Tiger. Para decepción mía por lo menos, no parece que el de Castellón lo vaya a lograr aunque puede estar cerca, muy cerca del ansiado número 1 del ranking mundial. Tiger Woods puede como Obama sacarnos también de la crisis. Económica y emocional. Durante su ausencia (sin menospreciar a los demás profesionales) los patrocinadores no estaban por la labor de promocionar torneos sin su presencia. La lesión de Tiger ha reducido minutos y espacios de golf en televisión, radios y periódicos.

Woods es al golf lo que Obama a la esperanza del mundo. Los dos de entrada, ilusionan y nos acercan con esperanza a un mundo mejor. Barack gobernando y Tiger jugando. Éstos MEN IN BLACK, están aclarándonos el horizonte del Universo y del golf. Espero, desde mi inocencia, que de verdad Obama cumpla sus promesas y yo les prometo no volver a pestañear cuando Woods la vaya a pegar. ¿Inocente? Puede. Fíjense que me creo que Calderón, Boluda y sus honrados guardaespaldas son inocentes…

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba