SPORTYOU

Archivo
20 de noviembre de 2019 20/11/19

Fútbol

Neymar, el gran triunfador de la Copa Confederaciones

La Copa Confederaciones, a priori, es un torneo de perfil bajo. Un apertivo del Mundial, pero cuando en el campo se encuentran en la final Brasil y la campeona del Mundo, Neymar o Iniesta, la cosa cambia. Todos los focos apuntaban al nuevo fichaje del FC Barcelona Neymar. El delantero de la canarinha se exponía […]


1 de julio de 2013 - Sportyou


La Copa Confederaciones, a priori, es un torneo de perfil bajo. Un apertivo del Mundial, pero cuando en el campo se encuentran en la final Brasil y la campeona del Mundo, Neymar o Iniesta, la cosa cambia. Todos los focos apuntaban al nuevo fichaje del FC Barcelona Neymar. El delantero de la canarinha se exponía a un examen mundial que podría acarrear las primeras consecuencias. La prueba ha terminado y Neymar se marca a la Liga española con un sobresaliente. Con el Balón de Oro del torneo, con el galardón de mejor jugador de la final, con la bota de plata gracias a sus cuatro goles y con un cartel de estrella para su nueva singladura.

El equipo español y el propio jugador comienzan a rentabilizar un traspaso que según las cifras oficiales ha costado 58 millones de euros, mientras otros hablan de 70 millones. La realidad es que el delantero brasileño ha hecho una gran competición y que sale airoso del primer envite. Otra cosa bien distinta será su participación en la Liga española, donde será comparado con Messi y con Cristiano Ronaldo.

Después de la final, el jugador concedió una entrevista a FIFA.com en la que se confesaba después de las críticas iniciales sobre su juego: “No me preocupaba marcar en el primer partido, tener que jugar bien para que parasen de hablar mal de mí. No. Lo que yo quería era ayudar a mis compañeros de la mejor manera posible: cometiendo una falta, dando un pase, marcando un gol… Aquel día, ante Japón, ayudé marcando a los tres minutos, un gol que sé que fue importante para el equipo. Al final, lo que importa es eso: ayudar a ganar. Siempre me he entrenado mucho, muchísimo, para chutar tanto con la pierna izquierda como con la derecha. Mi padre ya me lo decía desde pequeño: ‘No tienes que elegir pierna para disparar. Si cae en la izquierda, dispara con la izquierda, si cae en la derecha, con la derecha’. Creo que lo he aprendido. Ese balón cayó en la izquierda, y por suerte conseguí pegarle fuerte y acertar. Creo que me respetan de la misma forma que todo el mundo se respeta dentro de los grandes equipos”.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba