Archivo
24 de septiembre de 2018 24/09/18

Premier League

El Newcastle tumba con sobria eficacia al United

Los de Jose Mourinho cayeron en St. James' Park, sometidos a la red táctica planteada por Rafa Benítez para desbaratar los ataques de Alexis y compañía


11 de febrero de 2018 - Sportyou

El solitario gol de Ritchie mediada la segunda parte del Newcastle-Manchester United fue suficiente para que las urracas sacasen una victoria de oficio y prestigio frente a los ‘red devils’, totalmente bloqueados ante la jerarquía táctica mostrada por los entrenados por Rafa Benítez.

A pesar del buen rendimiento que dio Juan Mata como falso extremo derecho en el último encuentro del equipo, donde los red devils vencieron con comodidad al Huddersfield Town, Mourinho tomó la decisión de utilizar un once más explosivo y vertical, dando entrada a Martial en el lugar del jugador español, y formando en ataque con el galo, Lingard, Alexis Sánchez y Lukaku.

Generalmente el Newcastle busca, frente a este tipo de rivales, superiores en lo técnico, un repliegue muy claro, pero el preparador portugués consideró que la mejor forma de combatirlo era con jugadores explosivos y verticales, y no con la capacidad asociativa en espacios cortos de Mata, probablemente pensando que la actitud del cuadro visitante, al jugar en casa, sería más agresiva y por tanto, habría más espacios.

La sensación que dio el Newcastle, en el arranque, fue precisamente esa, ya que las urracas comenzaron con bastante intensidad. Shelvey, en el minuto 5, ya exigió a De Gea, que sacó una gran mano después del disparo cercano del centrocampista inglés, y Ayoze volvió a avisar poco después, aunque su disparo se marchó ligeramente desviado. Al equipo de Mourinho le costaba mucho salir, y sólo alguna aparición de Alexis comenzó a hacer que los red devils pudieran estirarse. El chileno generó una buena acción tras desbordar a Yedlin y asistir a Lukaku, pero su remate lo desvió un defensa, y en el minuto 31, una buena acción del chileno dejó a Lingard en una posición franca, pero su remate lo sacó bien Dubravka.

Tras el empate a cero en la primera mitad, la segunda comenzó con el mismo guión. La presión alta del United no metió en problemas al Newcastle, hasta que Lukaku perforó la portería urraca con un tanto de cabeza que no valió por fuera de juego. Esta ocasión despertó a los de rojo, que tuvieron en Alexis una ocasión clarísima, cuando el chileno regateó a Dubravka pero vio cómo su disparo se topó con un defensor blanquinegro en su camino franco a la red.

Sin embargo, de nuevo en una jugada a balón parado, a los de Manchester se le vieron las costuras. Ritchie recibió en el área un balón botado de falta por Gayle desde la zona de tres cuartos, y la pasividad de la defensa del United propició que se pusiera frente a De Gea con sencillez para, con un sutil toque, batir al madrileño por la izquierda. Con una media hora por delante, los de Mourinho no pudieron sacarse de encima el tanto en contra y, pese a alguna internada de Alexis o la entrada al campo de Matic, los de Benítez resistieron.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba