Archivo
12 de diciembre de 2018 12/12/18

Opinión

Opinión

Nanín, esa mente maravillosa


  • 15 de enero
    de 2009
  • Miguel Gutiérrez

La sociedad no comprende a los grandes genios. Ayer mismo vimos dos ejemplos: Gary McKinnon, el cracker acusado de penetrar en las redes del Pentágono y la NASA, se enfrenta a una pena de 70 años de cárcel si su país, Gran Bretaña, decide extraditarle a Estados Unidos. McKinnon, de 42 años, es un genio, pero no precisamente un niño prodigio. Como recordó ayer Ramón Calderón, otros piratas mucho más precoces han sido capaces de acceder a sistemas como esos a edades mucho más tempranas. Talentos imberbes, mentes privilegiadas como las de Mariano Rodríguez de Barutell, alias ‘Nanín’. La comparación no es cosa mía, sino del presidente del Real Madrid, quien -con todos los miembros de su junta directiva arropándole de fondo- dio a entender que el pucherazo asambleario es cosa de este crío de 25 años, que el 7 de diciembre, en lugar de empalmar sábado y domingo en un ‘after’, prefirió hacerlo en el Campo de las Naciones colando a sus amigos en una animada Asamblea. Todo ello, claro, sin conocimiento de Calderón, que lo único que hizo fue anotarse sus votos. Supongamos que es verdad. Supongámoslo sólo por un segundo. Supongamos que es cierto que Nanín, esa mente privilegiada, ha sido capaz de poner en jaque él solito al que se autodefine como club más importante del deporte mundial. ¿No es eso también motivo para dimitir?

Más | Facebook, clave en la investigación del pucherazo

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba