SPORTYOU

Archivo
2 de julio de 2020 2/07/20

Opinión

Opinión

Nadie del Barça dirá nada del árbitro ni del VAR


  • 24 de junio
    de 2020
  • Iñaki Cano

Hasta que le ¿ayuden? al Real Madrid de momento el FC Barcelona no dice nada de los árbitros ni del VAR de los que tanto se ha quejado los últimos días. De la inteligencia de Gerard Piqué de momento no se sabe nada si la utilizará para aplaudir al colegiado Gil Manzano por dejar a Leo Messi en el campo. Quique Setién tampoco ha visto nada y del uso del VAR, ni ‘mú’.

Con el triunfo (1-0) del Barça, Quique Setién no ha explicado si en esa jugada se uso bien o no el VAR. Tampoco se preguntó por qué motivos algunas jugadas se revisan en determinados partidos y otras no, dependiendo del equipo. Hoy han corrido un ligero velo sobre la jugada en la que Leo Messi debió de ser expulsado (o al menos amonestado) y sin embargo salió indemne del planchazo y del pisotón a Yeray, del Athletic Club. Otro día más.

Decía mi abuelo que no era oportuno esputar hacia arriba porque era muy probable que te cayera en la boca. Cuentan los marineros que contra el viento no se ha de orinar porque terminarás empapado. Pues eso, al Barça de Piqué y de Quique Setién les ha pasado algo parecido porque Leo Messi ha vuelto a ser protagonista y no precisamente por su juego. Ante el CD Leganés lo fue por el dudoso penalti que le pitaron a favor por el piscinazo. Frente al Sevilla acabó el partido pese a la agresión a Diego Carlos y contra el Athletic Club, Gil Manzano, el VAR y la sala VOR le dejaron que hiciese la jugada del gol después de mirar hacia otro lado por el duro pisotón a Yeray.

La supuesta e involuntaria acción de Leo Messi se quedó en nada, pero de haber sido al contrario seguramente los vizcaínos hubieran terminado con diez. La permisividad que tienen con la estrella argentina debería hacer que Setién y Piqué no volvieran a hablar más de los árbitros, ni del VAR ni del VOR, y que se preocupen por el juego del equipo y por el estado de forma de muchos de los hombres azulgrana.

El entrenador debería estar más en lo suyo e intentar cumplir con todo lo que prometio, en lugar de estar todo el día quejándose o poniendo excusas arbitrales ante la inoperancia técnica desde el banquillo y así desviar la atención de sus errores.

Desde la marcha de Ernesto Valverde al que destituyeron porque la dinámica era mejorable dándole al equipo un impulso, resulta que Setién no ha mejorado la dinámica ni ha impulsado a ningún sitio mejor al equipo o eso es lo que me parece. Después de que el entrenador para salvarse de lo que está haciendo tirase la piedra hacia el estamento arbitral escondiendo la mano, aprovecho su palabras y ahí lo dejo: “Que cada uno saque sus conclusiones de lo que ha pasado en el Camp Nou”. Seguramente nadie hablará de Leo Messi para bien, ni de Gil Manzano para mal y sí, de lo que hace el entrenador que prometió y hasta hoy, no dio.

Volver arriba