SPORTYOU

Archivo
2 de agosto de 2020 2/08/20

Tenis

Nadal, primer título en hierba en cinco años

Suele ser una osadía enterrar antes de tiempo a los grandes campeones. Y hacerlo con Rafael Nadal desde luego no iba a ser una excepción. El balear, que tras no defender su título en Roland Garros cayó hasta la décima posición del ránking, se pudo resarcir en la primera semana de la gira de hierba […]


14 de junio de 2015 TENNISTOPIC - Sportyou

Rafa Nadal

Suele ser una osadía enterrar antes de tiempo a los grandes campeones. Y hacerlo con Rafael Nadal desde luego no iba a ser una excepción. El balear, que tras no defender su título en Roland Garros cayó hasta la décima posición del ránking, se pudo resarcir en la primera semana de la gira de hierba alzando el trofeo en el ATP de Stuttgart después de batir al serbio Viktor Troicki en la final por un tanteo de 7-6(3) y 6-3. Es la cuarta corona en total para el español en la superficie y la primera desde que lograse su segundo Wimbledon en la temporada 2010 ante Tomas Berdych. Sensaciones y resultados que indican que la versión que vamos a ver en la segunda parte de la temporada poco va a parecerse a la que se presentó en la arcilla europea.

Nadal es un diésel y una vez más lo volvió a demostrar. Si ante Baghdatis y Tomic el manacorense supo sufrir y llevarse el triunfo en tres sets, en el duelo que le enfrentó a Monfils se vio al jugador balear mucho más suelto y confiado en sus posibilidades. En la final, Viktor Troicki, verdugo de Cilic en semifinales, un perfil de tenista que le iba a obligar a conceder muy pocas ocasiones con su servicio. Y así lo hizo Nadal, nueve servicios directos en la primera manga, que cayó de su lado en el desempate, y tan sólo una bola de break concedida y posteriormente neutralizada. El serbio, que tan sólo cedió seis puntos con su saque, se vio set abajo teniendo que jugar desde ese momento a remolque.

El Nadal que se vio en el segundo set recordó al de sus mejores tiempos sobre el césped. Aprovechando al máximo sus opciones al resto, incomodando a Troicki con bolas altas a su revés y resolviendo con maestría sus turnos al servicio. Tan sólo sirviendo para el título tuvo dudas, llegando al 40 iguales, pero acabó por amarrarlo y conseguir el cuarto título de su carrera en hierba. “Es un título muy especial para mí. Desde 2011 no jugaba una final en hierba. Cinco años sin ganar un título. Es bueno para mí y para mi juego lo vivido esta semana”, comentó el balear al término de un partido que cerraba un lustro sin coronas en la pista más veloz del calendario ATP.

“En este momento de la temporada cada victoria es importante. Estoy contento por cómo he jugado”, señaló Nadal, que viajará inmediatamente a Londres para disputar el clásico torneo que se disputa en el Queen’s Club, un evento que se llevó en el año 2008 y que este año ha subido de categoría, de 250 a 500. En el césped londinense debutará ante el siempre peligroso Alexander Dolgopolov pero eso ya será la semana que viene. Antes de eso, Nadal volvió a morder un trofeo en hierba. Que nadie descarte a un gran campeón de cara a Wimbledon. Dudar del talento siempre es una osadía.

Volver arriba