SPORTYOU

Archivo
13 de diciembre de 2019 13/12/19

General

Nadal entra en el Olimpo del tenis

Don Budge, Rod Laver, Roy Emerson, Fred Perry, Andre Agassi, Roger Federer y… Rafa Nadal. Un español entre los Dioses del tenis. Con su victoria en el US Open, el balear, con sólo 24 años (el más joven desde 1968, cuando se inició la era Open), ya ha levantado los cuatro ‘Grand Slam’. Cierra Nadal […]


14 de septiembre de 2010 José Mendoza - Sportyou

Don Budge, Rod Laver, Roy Emerson, Fred Perry, Andre Agassi, Roger Federer y… Rafa Nadal. Un español entre los Dioses del tenis. Con su victoria en el US Open, el balear, con sólo 24 años (el más joven desde 1968, cuando se inició la era Open), ya ha levantado los cuatro ‘Grand Slam’. Cierra Nadal un año perfecto, que lo empezó entre un mar de dudas por sus lesiones y lo termina con tres ‘grandes’ más en sus vitrinas y un número uno indiscutible, pasando por encima de la sombra de Federer y superando al rival más fuerte de su generación, Novak Djokovic.

Sin ceder un set se plantaba Rafa en una final que no había pisado nunca. Enfrente, un Djokovic que venía de frenar a Federer. El suizo iba camino de recuperar su trono, rozando su mejor tenis durante el torneo, pero el serbio se lo imipidió en un duelo maratoniano. A Rafa le da igual quién esté delante. Le da igual un parón de dos horas por lluvia, le da igual que ‘Nole’ regresara de ese parón como una apisonadora y se hiciera con el segundo set, le da igual desperdiciar diez bolas de ‘break’ en el tercero. Es un robot imparable. A su mentalidad inigualable le ha unido desde hace varios meses un servicio sólido, su asignatura pendiente, con el que es capaz de superar los momentos más delicados. Quizás lo único que le faltaba a su tenis.

En 50 minutos se hizo con el primer set (6-4) al romper el servicio de su rival en dos ocasiones, en unos primeros juegos sensacionales y de un ritmo muy alto que hacían presagiar el gran partido que había por delante. En el segundo Nadal levantó un 4-1 hasta ponerse con 4-4 en el marcador. Pero en ese momento, cuando Djokovic apretaba, apareció la lluvia y el partido se paró durante dos horas. En la reanudación, el serbio volvió a mostrar su mejor nivel y se hizo con el segundo set (7-5). Pero Rafa reaccionó y le dio la vuelta a la situación, rompiendo el servicio de Djokovic muy pronto y sosteniendo el suyo hasta el final. Por el camino se dejó diez bolas de rotura que no le pesaron cuando, con 5-4, se puso 15-30 abajo. Sacó a relucir su mejor saque y se llevó el tercero (6-4). En el cuarto, Djokovic fue a rachas, combinando buenos golpes con otros que reflejaban su frustación. El serbio se acabó entregando ante un enemigo imparable (6-2). Nadal ya es inmortal.

[FLASH http://www.youtube.com/watch?v=I9j3nH2bW5w w=640 h=385]


Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba