Archivo
15 de junio de 2019 15/06/19

Opinión

Opinión

Una decisión precipitada


  • 11 de septiembre
    de 2014
  • Paco Navacerrada

Munir, el joven futbolista del Barcelona, debutó el pasado lunes con la selección española absoluta en partido oficial. Vicente del Bosque lo convocó para este partido ante Macedonia ante la baja de Diego Costa. Mucho se ha escrito en torno a este asunto. Es cierto que el chico tan sólo había jugado un par de partidos con el primer equipo del Barcelona y uno con la selección sub’21. Sin embargo, el seleccionador nacional tomó una decisión, que como todas las que toma últimamente, ha sido rebatida hasta la saciedad.

Del Bosque llamó a Munir en detrimento de otros compañeros más experimentados de la sub’21, como por ejemplo Muniain, u otros ya veteranos de la absoluta, como por ejemplo Llorente. Nada que objetar, creo yo, a la decisión del seleccionador. La selección ganó 5-1 en su debut en la fase de clasificación para la Eurocopa 2016 y ofreció oleadas de buen juego. No obstante, se ha hablado mucho de la convocatoria de Munir, de si debería haber sido convocado o no. Pero poco de la precipitación en la decisión del jugador. Yo creo que Munir se ha precipitado.

Y me explicó. Munir tiene pocas posibilidades de volver a jugar con la selección española en un futuro próximo. Su situación en el Barcelona no es la de titular y cuando Luis Suárez esté en condiciones de jugar, junto a Neymar y Messi, el de Galapagar tendrá muy complicado disponer de los minutos que necesita para continuar su progresión. Es más, yo creo que Munir, si no juega en el Barcelona B en Segunda División debería solicitar salir en el mercado de invierno cedido a algún equipo de Primera División en España o en Europa.

Pero se ha precipitado. No ha valorado la posibilidad de jugar con Marruecos, el país de su padre, al que estoy seguro que le hubiese encantado ver a su hijo defendiendo la camiseta de su patria. Con Marruecos hubiese tenido muchas más posibilidades. De momento, a primeros de 2015, jugar la Copa de África. Y disputar la fase de clasificación para el Mundial y, quién sabe, jugarlo. Con España lo va a tener muy difícil; con Marruecos hubiese sido referencia. Algunas veces, siendo tan joven, es necesario tener a alguien que te asesore. Ahora ya no hay vuelta atrás y a buen seguro que se terminará arrepintiendo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba