SPORTYOU

Archivo
4 de abril de 2021 4/04/21

Opinión

Opinión

Muniain y el pasillo


  • 04 de abril
    de 2021
  • Ricardo Rosety

Acaba de terminar la final de La Cartuja. Lo primero es felicitar a la Real Sociedad por el título, una Copa del Rey que sabe a Oro Olímpico, a Champions League o a un Mundial en esta época donde parece que sólo los grandes se perfilan para ganar un trofeo. Las lágrimas de Oyarzabal o la rueda de prensa de Imanol Alguacil, sacando su vena más forofa, van más allá de un triunfo. No hay palabras para describir esa imagen. Al menos, yo no las encuentro. Se trata de un histórico que vuelve a adornar su museo, cuando hace dos días estaba celebrando el ascenso a Primera División recuperando el sello de Zubieta que es lo que nunca deberían borrar este tipo de clubes.

Pero también hay que felicitar al Athletic. He escuchado el debate sobre el Pasillo que el Subcampeón debería hacer al Campeón en el derbi del próximo miércoles. Ahora ya sabemos que sería el Athletic a la Real, aunque antes del partido, supimos que los jugadores pactaron evitar el trago en el Reale Arena. Vaya por delante que ese Pasillo es un homenaje y un reconocimiento al Campeón, y nunca una humillación como han buscado transformar los más vengativos. Pero ahora da igual. La imagen de Muniain, con Aduriz a su espalda, con el brazalete de capitán del Athletic aplaudiendo a la Real Sociedad subida en el podio con la Copa del Rey y el confeti vale mucho más que eso. Perder un derbi es doloroso. Perder una final, aún más. Perder las dos cosas… Les dejo el hueco para rellenarlo con el sentimiento que les venga a la cabeza.

En este fútbol tan polarizado y virado a los peligrosos extremos, imágenes como las de Oyarzabal, Imanol o Muniain nos hacen mucho bien. Casi todos los jugadores llevan el escudo en el pecho y en el corazón desde que nacieron, así que no puede ser un triunfo cualquiera. La Real Sociedad ya tiene su nombre en la historia del trofeo en una final única que siempre será recordada por su simbolismo, no por su fútbol. Pero el Athletic supo estar cuando más difícil se puso el partido: tras su pitido final. Muniain y ese brazalete personifica a un club y una afición que dio un paso adelante para homenajear a su rival en el trago más amargo. El próximo miércoles no habrá pasillo, pero Iker Muniain ya nos dejó una imagen mucho más potente de respeto, educación y consideración que un recibimiento que está virando a un sentimiento equivocado. Zorionak Real. Zorionak Iker.

Pd: Zorionak José, Edu, Antonio, Jon, Luis, David… y a tantos amigos de la Real. Muy feliz por vosotros. A José Manuel, Andoni, Nico, Rafa, Edu, Dani, Andoni, Edu, Galder, Santi, Marcelino… y tantos amigos del Athletic desearles suerte para la otra final que tienen.

Temas relacionados:
Volver arriba