Archivo
16 de julio de 2018 16/07/18

General

Monchi: “Lloré por impotencia el día que el Real Madrid fichó a Sergio Ramos”

Sergio Ramos

Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido como ‘Monchi‘ y por su labor como director deportivo del Sevilla, es uno de los responsables del éxito del club de Nervión en los últimos años. Su buen hacer no tiene secretos, sino horas y horas de trabajo detrás: “Prácticamente, trabajo todo el día, siempre que tenga el móvil encendido. […]


7 de septiembre de 2015 - Sportyou

Sergio Ramos

Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido como ‘Monchi‘ y por su labor como director deportivo del Sevilla, es uno de los responsables del éxito del club de Nervión en los últimos años. Su buen hacer no tiene secretos, sino horas y horas de trabajo detrás: “Prácticamente, trabajo todo el día, siempre que tenga el móvil encendido. Suelo entrar a la oficina a las nueve y salgo a las diez, aunque a veces tengo que hacer gestiones a las doce”, dice el gaditano en una entrevista con ‘Jot Down‘.

Su nombre es más conocido desde que cambió el césped, en concreto la portería, por los despachos, aunque asegura que estuvo cerca de fichar por el Real Madrid Castilla en 1988, cuando Vicente del Bosque era el entrenador del filial blanco. Sin embargo, acabó firmando con el Sevilla, club del que ya no se ha movido. En su etapa en el Sánchez Pizjuán, encajó el único gol que Gerardo ‘Tata’ Martino anotó en su paso por el fútbol español. Allí coincidió con futbolistas de la talla de Iván Zamorano, Davor Suker y Diego Armando Maradona. Del argentino, asegura, solo puede hablar bien. “Yo era el último mono del equipo y me trataba como a uno más. Guardo el recuerdo de este año como un sueño”. Con Maradona hizo buena amistad y recuerda que ‘El Pelusa’ le regaló un reloj, un Cartier, porque en una concentración tiempo atrás le había visto con un Rolex falso.

Este exportero sevillista asegura que lloró por impotencia el día que el Real Madrid fichó a Sergio Ramos. “Florentino pagó su cláusula el último día de mercado y tuvimos que buscar un central para poder reemplazarle. Una de las noches que he llorado como director deportivo por impotencia fue esa”. Finalmente, Dragutinovic fue el elegido para sustituir al central de Camas.

Monchi da su opinión sobre diferentes jugadores que han pasado por el club en los últimos años y destaca la buena relación que mantiene con Ivan Rakitic. “Es uno de los jugadores que hemos traído con los que más amistad mantengo. Siento devoción por él, por su profesionalidad, por su ayuda al club, por su implicación con el vestuario, por su rendimiento”. Utiliza una curiosa comparación para describir a José Antonio Reyes: “A Camarón de la Isla tenías que aceptarlo como era, pues igual a Reyes. Los que son artistas, son artistas”.

En su época como profesional coincidió también con Diego Simeone, de quien habla como alguien que “al principio no llamó mucho la atención, porque técnicamente no era nada del otro mundo, pero cuando empezó a salir ese jugador que llevaba dentro, lo que se ve ahora, una verdadera roca, enseguida se convirtió en alguien importante. Era un entrenador dentro del campo. Ordenaba, mandaba”.

Monchi habla de Carlos Bilardo como la persona que más le ha influido en el fútbol y en la vida, aunque asegura que Luis Aragonés fue el entrenador con el que mejor trabajó tácticamente. “Yo percibía que, bajo su mando, el equipo tenía perfectamente claro qué quería hacer cuando salía al campo”.

El dirigente hispalense cree que “Sevilla es un sitio magnífico para el futbolista, que tiene todos los condicionantes para que el jugador esté bien”. Después de tantos años allí, Monchi es conocedor del sentimiento que el Sevilla despierta en sus aficionados. “Hay gente para la que el Sevilla es más importante que su familia. Aquí hay gente que se quita de muchas cosas para poder tener dinero para un carné. ¿Eso es malo o es bueno? Es un sentimiento”.

Por último, Monchi describe la muerte de Antonio Puerta como “el peor momento de mi vida como director deportivo y como sevillista” y recuerda su gol contra el Schalke 04, el que le dio al club el pase a la final de la UEFA en 2006, como “el gol que le cambió la vida al Sevilla”. Monchi ya había firmado por el Almería en ese momento, porque su mujer tenía un problema por depresión y necesitaban salir de la ciudad. Sin embargo, ese gol le hizo dar marcha atrás. “Fui a ver a mi mujer a Chiclana y le dije que ella se iba a curar de una depresión pero que a mí me iba a dar otra, que no me podía ir”.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba