SPORTYOU

Archivo
8 de agosto de 2020 8/08/20

General

Mirotic decide; Eidson coge el testigo de Basile

Real Madrid y Barça Regal se estrenaron con victoria en el top 16 de la Euroliga. El equipo de Pablo Laso se encomendó a Mirotic en Málaga, donde el Unicaja le obligó a decantar el duelo en el último segundo (80-81). Una canasta del canterano, que acabó con 12 puntos y 6 rebotes, fue decisiva. […]


19 de enero de 2012 - Sportyou

Real Madrid y Barça Regal se estrenaron con victoria en el top 16 de la Euroliga. El equipo de Pablo Laso se encomendó a Mirotic en Málaga, donde el Unicaja le obligó a decantar el duelo en el último segundo (80-81). Una canasta del canterano, que acabó con 12 puntos y 6 rebotes, fue decisiva. Kyle Singler, que acabó con 13 puntos, evitó que Unicaja se fuera en el marcador en los primeros minutos. Luka Zoric, líder de su equipo con 32 puntos y 10 rebotes, mandó bajo los aros a su antojo.

Por ello, mientras a Pocius y Carroll no le salían las cosas, Ante Tomic (12 puntos) y Sergio Rodríguez (11 puntos y 9 asistencias) guiaron al Real Madrid, que llegó al último cuarto con ventaja (58-62). Los dos equipos se fueron alternando en el marcador. Mirotic fue el encargado de dar el triunfo a los blancos.

El Barça Regal, mientras, ganó al Cantú (65-60) en un partido marcado por el reencuentro del Palau con Gianluca Basile. La ovación dedicada al ‘Eterno Capitano’, antes de iniciarse el partido, fue de las que ponen los pelos de punta y junto a él estuvieron, en el centro de la pista Sandro Rosell y Juan Carlos Navarro. El capitán blaugrana no ha podido disputar el encuentro porque aún sigue lesionado y su equipo lo notó. La clarividencia en ataquel fue pésima y al final tuvieron que sacar las castañas del fuego los tres jugadores más talentosos, a excepción de ‘La Bomba’) del equipo de Pascual: Marcelinho (11 puntos), Eidson (15) y Lorbek (13).

Basile, con 13 puntos, fue el máximo anotador de su equipo y por momentos pareció que en en el Palau se viajó en el tiempo, pues Marconato también hizo de las suyas con su excelente tiro de media distancia. El Barça empezó a reaccionar en el tercer periodo con un Lorbek muy trabajador e incisivo bajo el aro, y a partir de ahí Chuck Eidson le cogió el relevo para decantar la partida a favor de los locales.

Basile y Eidson protagonizaron un bonito duelo en la posición de alero pues se enfrentaba el pasado contra el futuro. Basile tuvo que dejar paso a la fuerza, clase e ímpetu de Eidson. Al finalizar la partida, ‘Il Mandarineri’ se fue a los vestuarios con otra ovación, pues el Palau no olvida su personalidad y que es el jugador extranjero con más partidos disputados de la historia con la camiseta del Barça.

Volver arriba