SPORTYOU

Archivo
15 de noviembre de 2019 15/11/19

Opinión

Opinión

Miljan Miljanic


  • 19 de enero
    de 2012
  • Paco Navacerrada

En pleno invierno de 1974, el Real Madrid sucumbió con estrépito ante el Barcelona por 0-5 en el Santiago Bernabéu. En ese partido ya dirigía desde el banquillo al conjunto blanco Luis Molowny, sustituto unas jornadas antes de Miguel Muñoz, que fue destituido por la mala marcha del equipo en la Liga esa temporada. La solución Molowny sólo era un remiendo, ya que la temporada siguiente, la 1974-75, el Real Madrid tendría nuevo entrenador. Su nombre era Miljan Miljanic. El macedonio (había nacido en Bitolj, Macedonia, el 4 de mayo de 1930) llegó para dar un giro de 180 grados al Real Madrid. Introdujo la figura del preparador físico y dotó al equipo de una fuerza de la que carecía en ese momento. El Madrid llevaba dos temporadas sin alzar el título de Liga y Bernabéu confió en Miljanic para dirigir ese proyecto. Miljanic se presentó en el Bernabéu un 21 de abril de 1974, en un partido contra el Celta. El Madrid venció en aquel partido por 6-1 y todo el mundo convino que aquella goleada se debió a la presencia del nuevo técnico en la grada.

Miljan Miljanic estuvo tres años en el Real Madrid, de 1974 a 1977. La primera temporada la cerró con un doblete (Liga y Copa) y con un hecho que a Santiago Bernabéu no le hizo ninguna gracia. En los cuartos de final de la Recopa de Europa, el Madrid se midió al Estrella Roja, el ex equipo de Miljanic. En el partido de ida, en Chamartín, en Madrid venció por 2-0. En el partido de vuelta, en Belgrado, el Madrid viajó hasta la capital yugoslava huérfano de su entrenador, que no se desplazó con el equipo porque, según sus palabras, “no podía traicionar a mi corazón”. Aquello no le gustó a Santiago Bernabéu y el macedonio quedó marcado. Además, el Madrid cayó eliminado por el conjunto yugoslavo en los penaltis. Pero en España su prestación no pudo ser mejor. En Liga, el Madrid fue campeón con doce puntos de ventaja sobre el Zaragoza, que fue segundo; mientras que en la Copa de España, el Madrid fue campeón tras vencer al At. Madrid en la final tras los lanzamientos de penalti.

Fue el entrenador que fichó a Paul Breitner, campeón del mundo con Alemania en 1974, para el Real Madrid. Además, también dio el visto bueno para las adquisiciones del danés Henning Jensen, del alemán Ulrich Stielike y, sobre todo, la de Juanito, aunque con estos dos últimos tan sólo pudo coincidir un partido de Liga, ya que, tras la primera jornada de la Liga 1977-78 en Salamanca, Bernabéu decidió destituirlo y relevarlo por Luis Molowny.

Miljanic fue el entrenador que dirigió al Madrid en la primera de las grandes remontadas. Algunos piensan que las grandes remontadas del Real Madrid se remontan a los años 80. No. La primera gran remontada del Real Madrid fue el 5 de noviembre de 1975. El Real Madrid había perdido por 4-1 en la ida de los octavos de final de la Copa de Europa ante el Derby County. En la vuelta, en el Bernabéu, ante 120.000 espectadores, se produjo la gran noche de fútbol del Bernabéu. Aquel día el Madrid jugó al fútbol como nunca más ha vuelto a jugar. Ganó al equipo inglés por 5-1 y se clasificó para jugar los cuartos de final ante el Borussia Moenchengladbag. El entrenador de ese equipo era Miljan Miljanic.

En estos días, muchos de los que convivieron con él hace casi 40 años han hablado y todos lo han hecho bien. Ahí están los testimonios de Vicente del Bosque: “Nos influyó para ser entrenadores”, Antonio Ruiz: “Le recordaré hablando de fútbol” o Pepe Pirri: “Un gran entrenador y una gran persona”. Elogios para nada gratuitos hacia un hombre que tuvo mucho que ver en la transición del Madrid familiar al Madrid universal que conocemos hoy en día. Descanse en paz.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba