SPORTYOU

Archivo
2 de marzo de 2024 2/03/24

Opinión

Opinión

Míchel morirá y matará por ganar


  • 14 de mayo
    de 2017
  • Iñaki Cano

Después de esta penúltima jornada, el Real Madrid sólo depende de sus resultados para ganar la Liga. Sólo necesita cuatro puntos en los dos partidos que le quedan. Un triunfo y un empate harían que los blancos, por fin, volvieran a ganar un campeonato de la regularidad. Pase lo que pase en Vigo en el encuentro aplazado, sólo en Málaga podría celebrar su título número 33.

¡En La Rosaleda y contra el Málaga! ¡Mal día para dejar de fumar! Especialmente por el ‘enemigo-amigo’ que dirige a los malacitanos, al que no le gusta perder (ni siquiera empatar) ni a las canicas. Le da lo mismo quiénes jueguen contra él. Está educado en el triunfo, aunque sepa perder, pero desde pequeño le enseñaron a competir y a ganar desollándose las rodillas en los campos de tierra de la vieja Ciudad Deportiva. No entiende las medias tintas en la competición. Aprendió a ser futbolista defendiendo el escudo del Real Madrid en los partidos oficiales o en las pachangas ganando o peleando por la victoria, y así lo ha seguido haciendo desde los banquillos.

Esta semana, Míchel desaparecerá de la telefonía y de los medios de comunicación. No atenderá ni a amigos ni a enemigos. Nadie podrá preguntarle por lo que le espera el domingo contra ‘su’ Real Madrid. Los que le conocen en el club blanco ya saben lo que les espera en La Rosaleda. No habrá concesiones ni sentimentalismos. Que nadie dude de su madridismo pero que tampoco haya incertidumbre sobre que Michel incitará a sus pupilos a morir en el campo ganando al Real Madrid.

Los que hemos estado cerca de Míchel sabemos quién es en el juego. Pádel, golf, tenis, mus, parchís, voley playa o fútbol. Es un tipo ‘asquerosamente’ ganador y que, sabiéndolo, prefiere ganar para no andar molestando a quienes le rodean y le ganan. Si en esta semana que se nos viene encima alguien duda, que pregunte a su hijo Adrián González. Les aseguro que he visto volar por el jardín de su casa a un jovencísimo Adrián al intentar marcarle un gol al equipo de su padre en una pachanga entre amigos en una tarde de verano.

Cuando acabe el partido celebrará su triunfo y si el Madrid gana, lo celebrará en su casa como madridista que ha sudado y sangrado por el escudo del Real Madrid, pero ni antes ni después, pase lo que pase, pongan en duda la profesionalidad de Don José Miguel González Martín del Campo, Michel.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba