Archivo
18 de febrero de 2019 18/02/19

Opinión

Opinión

Miami Sound Machine


  • 02 de noviembre
    de 2010
  • Iñaki Cano Martínez

Algo se mueve en Miami como se movía a finales de los setenta y principios de los ochenta. Un grupo de tres mujeres de rompe y rasga hacían mover las caderas de todo Estados Unidos. Gloria Estefan era la estrella y su marido Emilio, el productor del sonido “Miami Sound Machine”. Durante casi diez años llenaron las pistas de baile con sus canciones y cada concierto del trío era una fiesta. Ofrecían un producto que, sin grandes estridencias, gustaba y tenía éxito.

Pues a los Heat les pasa algo parecido. Han juntado a tres grandes solistas para formar un grupo y, allá por donde van, atraen a muchísima gente. Esta semana han jugado cuatro partidos con un record de 3-1. Y todos los pabellones visitados registraban lleno absoluto o casi. Los Heat, como las Miami Sound Machine, arrastran a los fans. Te puede gustar o no lo que te enseñan… pero tienes que verlos.

La historia del grupo musical fue larga y exitosa. Durante casi diez años, sus discos estaban entre los más vendidos y algunas de sus canciones fueron éxitos mundiales. Pues Riley, que en este caso sería Emilio Estefan pero sin casarse con la estrella del trío, está satisfecho; sabe que en el primer concierto, los cantantes no están afinados del todo y que, en consecuencia, lo de Boston era algo normal. Por eso, Riley sabe que su proyecto MIAMI SOUND MACHINE puede arrasar en las listas.

Los Heat han jugado cuatro partidos en una semana. En el primero, la derrota esperada por Riley/Estefan; en el segundo partido, primera victoria, sin estridencias pero ganando; tercer partido, triunfo sobre los Magic convenciendo (los solistas ya empiezan a estar afinados); y cerraron la semana contra los Nets; otro lleno en el concierto y otra victoria.

Las Miami Sound Machine tardaron un poco en triunfar pero su sonido fue mejorando a medida que actuaban en directo. Rolling Stone dijo en sus inicios que los conciertos eran divertidísimos, entretenidos pero con cosas por pulir. Pues lo mismo digo yo de los Heat: sus partidos son vistosos, con cosas alucinantes pero con mucho trabajo por delante. Todo grupo/equipo de baloncesto busca su álbum más perfecto, su disco redondo en todos los aspectos. Los Beatles tuvieron el álbum blanco; los Rolling, la experiencia CIRCUS (y todos sus discos porque son los mejores. Sí, soy fan, ¿qué pasa?); y las Miami Sound Machine su megaéxito mundial “Eyes of innocence”. Los Lakers ganaron anillos, los Bulls ganaron anillos, los Spurs ganaron anillos, y los Heat quieren ganar anillos, pero tienen que afinarse. El trío tiene que acoplarse, como Miami Sound Machine. Lo que no sé es quién es la Gloria Estefan del grupo. De las otras dos integrantes, casi nadie se acuerda…

Termino con conclusiones rápidas de la primera semana:

– Los Lakers llevan velocidad de crucero y saben de qué va la película
– Los Celtics, maduritos interesantes, pueden ganar a cualquiera y van a racionalizar esfuerzos (véase la derrota contra los Cavs)
– Los Hornets están sorprendiendo. La pregunta es la siguiente: ¿Aguantarán?
– Los Bulls y los Thunder molan mucho

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba