SPORTYOU

Archivo
24 de septiembre de 2020 24/09/20

LaLiga Santander

La metamorfosis del infierno

El campo de Osasuna ha perdido su condición de territorio hostil para la mayoría de los equipos por la falta de jugadores con carácter


11 de febrero de 2017 Bruno Cabras - Sportyou

Pamplona, concretamente El Sadar, siempre fue un territorio hostil para el Real Madrid. El conjunto blanco nunca fue bien recibido en este estadio, un símbolo de la resistencia de los equipos pequeños en la visita de los grandes. Han pasado años y años y la tensión siempre se ha mantenido vigente en la grada, incluso cuando el carácter de sus jugadores había descendido notablemente y no se correspondía con el aire impulsor del aficionado.

Sólo hay que echar un vistazo a la hemeroteca para cerciorarse de las ‘batallas campales’ que allí se han librado. La comunión entre la grada y el equipo se transformaba en un monstruo ingobernable para rivales y colegiados. Un respeto ganado a base de coraje, garra, testiculina, fútbol y de desafiar al reglamento buscando los límites de la legalidad. Hoy, esta condición de equipo indomable no existe. La falta de jugadores con peso y liderazgo como los clásicos Patxi Puñal, Bustingorri, Cruchaga, Pizo Gómez, Raúl García, Walter Pandiani… ha derivado hacia una desnaturalización que se traduce en ser colista en la Primera División, con 10 puntos en los 21 encuentros disputados hasta ahora.

Los distintas generaciones de jugadores del Real Madrid podrían escribir un libro sobre lo que han sufrido cada vez que han pisado El Sadar. Cristiano Ronaldo es el último blanco de los ‘rojillos’. Años atrás, el delantero portugués se encaró con la grada harto de recibir insultos y mofas al grito de ‘Messi, Messi’, después de tener un rifirrafe con Pandiani. O, por ejemplo, como Paco Buyo tuvo que soportar en su etapa todo tipo de improperios, además de recibir un petardazo.

Hoy esa tensión no existe. Sin ir más lejos, el Barcelona se acabó paseando y no se cobró una goleada por la falta de puntería de sus delanteros. Pero Zidane no se fía. Eso de jugar el último contra el primero le aterroriza. “Es un campo muy complicado. Es el primero contra el último y eso no me gusta para nada. Es un equipo que juega bien y en su campo siempre es muy difícil. Sabemos lo que nos espera mañana. Confirmo que siempre ha sido una visita incómoda. Siempre nos han complicado las cosas y eso no va a cambiar”, decía el entrenador del Real Madrid en la previa del encuentro en la sala de prensa de Valdebebas.

Temas relacionados: , , ,
Volver arriba