SPORTYOU

Archivo
13 de diciembre de 2019 13/12/19

Fútbol

“Messi me dijo ‘menos mal que no tuve que jugar contra vos”

Messi renuncia a la selección argentina

Mauricio 'El Chicho' Serna, hizo parte del multicampeón Boca Juniors que, entre otras competiciones, venció al Real Madrid en la Copa Intercontinental del 2000 en Tokio


23 de noviembre de 2016 Juan Camilo - Sportyou

Mauricio ‘El Chicho’ Serna, ex futbolista colombiano, se caracterizó en su juego por ser aguerrido y mostrar mucho carácter en el mediocampo de Boca Juniors. Serna pasó por clubes como Atlético Nacional y Boca Juniors, en donde fue uno de los bastiones de la época dorada del club xeneize al mando de Carlos Bianchi.

El ex internacional colombiano contó una anécdota que involucra a Leo Messi en un partido de las eliminatorias rumbo a Brasil 2014. Sucedió en la casa de la selección cafetera, Barranquilla, en el duelo que los enfrentó a la albiceleste de Alejandro Sabella en el 2011 y que terminó con victoria gaucha por 1-2.

“En Barranquilla, fui a ver el partido y en ese momento yo estaba haciendo mi museo. Bueno, una exhibición de prendas en un restaurante. Fui y conocí a Messi después del partido. Yo voy a entrar al camerino y fue muy curioso porque, cuando voy a entrar, el jefe de seguridad de la selección me ve, me abraza y me dice: ‘Sí, Chicho, podés pasar’. Cuando voy pasando, veo que está uno de los hijos del presidente de la república (en ese momento Juan Manuel Santos). Le pregunté qué pasaba y me dijo que no lo dejaban pasar, eso que estaba con la escolta oficial. Lo miro y le dije: ‘¿qué estás haciendo acá?’. Respondió: ‘quiero conocer a Messi, pero no me dejan pasar’. Le dije al de seguridad que lo dejara pasar. Y cuando me cruzo a Messi, obviamente, lo felicité”, dijo Maurico Serna para un programa de TyC Sports de Argentina.

Conocido por su juego fuerte y temperamental, el presentador del programa ‘Tocala’ le preguntó al colombiano si cuando Messi lo vio en el vestuario se puso las espinilleras. Con una sonrisa, Serna dijo “No no. Pero me dijo: ‘menos mal que no me tocó enfrentarte’ (risas). Pero yo le dije lo mismo:’ gracias a Dios no, si no, me hubieras dejado regado'”.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba