Archivo
27 de Junio de 2017 27/06/17

Champions League

Messi, el único crack sin gol en Europa

El argentino desequilibró pero no estuvo acertado de cara a gol y, junto al Barcelona queda fuera de la tercera semifinal en los últimos cuatro años


20 de Abril de 2017 Marc Fuster - Sportyou

El Barça se quedó sin duende en Europa y acabó eliminado por segundo año consecutivo de las semifinales de la Champions. En una eliminatoria que se empezó a perder en Turín, lo más preocupante de ambos partidos es el poco acierto de Leo Messi. El argentino fue el único gran crack europeo que no marcó en los cuartos de final y su poco tino de cara a portería es una de las cosas que más preocupan entre la afición culé.

Uno de los jugadores más grandes de todos los tiempos no está pasando por su mejor momento en cuanto a regularidad. Messi era la principal baza de todos los culés, del propio Barça y de Luis Enrique para volver a vivir otra remontada histórica pero el argentino, pese a intentarlo y desequilibrar en varias acciones del juego no logró concretar. Al ’10’ le faltó chispa, como en Turín on la eliminatoria ante el París Saint Germain. Chispa que, por otra parte, no le faltó frente a la Real Sociedad o ante el Sevilla en Liga.

Pero todo ello no sería preocupante si no se mirase con la perspectiva europea. De los ocho equipos clasificados para los cuartos, el Barça ha sido el único incapaz de hacer un gol en 180 minutos y, por consecuencia, Messi el único crack de su conjunto que se va sin perforar la portería rival. Lo hizo Cristiano con el Madrid; Griezmann con el Atlético, Lewandowski con el Bayern; Dybala con la propia Juventus y hasta Vardy y Mbappé con Leicester y Mónaco respectivamente. Todas las estrellas ayudaron en mayor o menor medida al colectivo pero en el caso del ’10’, sus constantes intentos para anotar no fueron suficientes. Además, de esta forma, Buffon acaba de nuevo como el único gran portero en Europa que no ha sufrido la dictadura de Messi.

Pero el problema no fue una falta de participación en el juego, ya que el rosarino acabó siendo uno de los jugadores que más veces intervino con el balón durante el partido -83-, solo por detrás de Neymar, Jordi Alba y Gerard Piqué. El gran inconveniente fue el poco acierto de cara a gol pese a ser el máximo goleador de la actual edición de la Champions con 11 tantos, cuatro más que su inmediato perseguidor Robert Lewandowski, eliminado un día antes que el Barça por el Real Madrid.

Con más fe que fútbol los azulgrana cayeron en Europa con una actuación de su mejor jugador que deja dudas. El Barça necesita a Messi y Messi necesita al Barça pero lo que es seguro es que para volver a estar entre los mejores equipos europeos, el equipo necesita un lavado de cara, con el ’10’ como líder del proyecto deportivo.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba