SPORTYOU

Archivo
18 de mayo de 2022 18/05/22

Escuderías

Mercedes pierde mucho tiempo en gestionar la rivalidad de sus pilotos

Mercedes pierde mucho tiempo en gestionar la rivalidad de sus pilotos

Toto Wolff, jefe del equipo, está contento con el rendimiento de la escudería pero reconoce que le hubiera gustado evitar las luchas internas entre Hamilton y Rosberg


12 de agosto de 2016 Revista del Motor - Sportyou

Toto Wolff, director de la escudería Mercedes, tiene motivos para estar más que satisfecho tras esta primera mitad de la temporada. Pero también los tiene para preocuparse por ‘guerra interna’ que hay entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg, los cuales ya han protagonizado en dos ocasiones (Catalunya y Austria), incidentes que ponían en peligro la superioridad del equipo alemán. Añade que le gustaría evitarlos, ya que pierden mucho tiempo.

«Miro la primera parte de la temporada de una manera positiva porque ganamos casi todas las carreras y era lo que habíamos esperado conseguir, pero las controversias y rivalidades son algo que no es fácil de gestionar», dijo Wolff. «Lo aceptamos, y tenemos el conocimiento de que es algo que viene del hecho de tener dos pilotos número 1 con el mismo material y oportunidades, pero consume mucho tiempo y podría tener un efecto a largo plazo. Es algo que no ocurre en cada carrera, y ha ofrecido interés a este campeonato. Mis sentimientos, no obstante son claros, preferiría evitarlos y solo ganar carreras, pero creo que es parte de la industria del entretenimiento».

A pesar de los éxitos cosechados en esta primera mitad de temporada, el jefe de Mercedes ya piensa en los cambios de reglamento del año próximo, argumentando que podrían suponer el fin de su superioridad en pista: «El próximo año podría ser totalmente diferente, ya que podríamos tener una batalla entre seis pilotos o más, así que tus dos pilotos podrían estar separados casi todo el tiempo, así que es un bonito problema por resolver».

También le preocupa que esta lucha entre sus dos pilotos pueda afectar de una manera mucho más directa a las relaciones internas del equipo, lo que repercutiría en el rendimiento y le facilitaría las cosas a sus rivales: «Estoy impresionado por lo que hemos hecho en las últimas cuatro temporadas. Si miras otros ejemplos verás que muy pocos han ganado más de dos años, pero necesitas equilibrarlo constantemente entre el efecto positivo en términos de rendimiento con dos grandes pilotos constantemente empujando al otro a nuevos niveles, y haciendo el coche más rápido. Lo malo es que siempre asumes el riesgo de perjudicar el espíritu del equipo, y es un balance que hacemos siempre, por suerte hasta ahora es positivo», finalizó.

Volver arriba