SPORTYOU

Archivo
21 de septiembre de 2020 21/09/20

Opinión

Opinión

Menotti, el iluminado


  • 12 de enero
    de 2012
  • Paco Navacerrada

Cada cierto tiempo, nos encontramos en algún medio de comunicación, alguna entrevista con César Luis Menotti, en la que se sube al púlpito y nos dicta su doctrina. La última, en los micrófonos del programa de Radio Marca ‘Planeta América’, que presenta el ‘Mono’ Montoya. Y para no perder la costumbre, Menotti, que nunca deja pasar la ocasión, arremete contra el Real Madrid y contra cualquier cosa o persona que pueda ser en un futuro del Real Madrid. En todas las entrevistas que he leído de Menotti nunca he visto que hablara de lo bien que han jugado sus equipos o de la inmensidad de su palmarés, que se puede contar con los dedos de una mano. En esta ocasión, Menotti se mete con Cristiano Ronaldo que, por cierto, ha ganado más títulos en menos de diez años de profesional que él en cuarenta. Le recomienda a Neymar hacia qué dirección debe ir su carrera deportiva. E, incluso, le insinúa a Mourinho de qué manera se tiene que vestir cuando se siente en el banquillo del Bernabéu. Y tiene la osadía de terminar comparándose con Paco de Lucía. Yo, personalmente, prefiero ver al gran Paco de Lucía tocando la guitarra a que Menotti se vuelva a sentar en un banquillo o vuelva a coger un micrófono y hable.

Reconozco que Menotti no ha sido nunca santo de mi devoción. Siempre le he catalogado como un vendehumo, que se vanagloria de haber inventado el fútbol cuando él se empezó a dedicar a esto. Menotti siempre tiene metido entre ceja y ceja al Real Madrid. Yo creo que es su gran frustración. Él hubiese querido haber entrenado en algún momento de su carrera deportiva al Real Madrid. Siempre tendrá esa espinita clavada en el corazón. Pero a ningún presidente del Real Madrid de la época –Luis de Carlos o Ramón Mendoza o, más recientemente, Lorenzo Sanz– se le pasó por la imaginación dar las riendas del mejor equipo del Siglo XX a un iluminado, cuyo mejor logro fue hacer campeona del mundo a una selección de Argentina, que ya se sabía que sería campeona de antemano en el Mundial que aquel país organizó en 1978. Ahí están los libros de historia para recordar, por ejemplo, el partido a cara o cruz contra Perú y la goleada a la carta que logró Argentina para llegar a la final contra Holanda.

Menotti tuvo la suerte de entrenar dos veces en España, pero ninguna fue al Real Madrid. Lo más cerca que estuvo fue cuando Jesús Gil lo fichó para dirigir los destinos del At. Madrid. La verdad es que se le daba bien cuando jugaba contra el Real Madrid. Con el Barcelona le ganó la Copa del Rey y la Copa de la Liga, mientras que con el At. Madrid obtuvo una sonada victoria en el Bernabéu por 0-4. Este triunfo no fue suficiente para conservar el puesto de trabajo, ya que Jesús Gil le despidió por los malos resultados y acusarle de entrenar por la tarde ya que por la mañana estaba durmiendo, porque salía por la noche.

Nunca entendí que la gente le tuviera en tanta consideración a Menotti. Un hombre cuyo palmarés se resume a un Campeonato Metropolitano en Argentina y a una Copa del Rey, una Copa de la Liga y una Supercopa en España, además del ya mencionado Mundial de 1978 y el Mundial juvenil de 1979. Un hombre que ha entrenado a quince equipos, de los que ha sido despedido de seis clubes, no creo que haya que ser tenido en tan alta estima, pero el mundo del fútbol tiene estas cosas y hay gente que te puede vender una moto sin ruedas, como Menotti.

Pero ahí está ‘el flaco’, retirado ya del mundo del fútbol despues de la afección cardíaca que le provocó el tabaco. Sin embargo, cada vez que le ponen un micrófono delante, sienta cátedra o eso es lo que seguramente pretende, aunque ya casi nunca lo consiga.

Temas relacionados:
Volver arriba