SPORTYOU

Archivo
10 de abril de 2021 10/04/21

Opinión

Opinión

Menos rajar del árbitro y más jugar, señor Koeman


  • 11 de abril
    de 2021
  • Iñaki Cano

Sea o no penalti la jugada entre Mendy y Braithwaite, lo que no se puede es hablar sólo de esa jugada y crear un estado de rabia hacia el colegiado Gil Manzano. Ronald Koeman, una vez más en la derrota, carga las tintas en el colegiado y en el VAR. ¡Ya está bien, señor Koeman!

No puede ser que el entrenador del FC Barcelona cada vez que las cosas no le salen bien a su equipo ‘raje’ contra el estamento arbitral. Nunca cuando gana ve las jugadas dudosas que han podido perjudicar a los equipos rivales. No lo hizo contra el Real Valladolid ni tampoco quiso hablar del posible penalti de Jordi Alba por la mano que el entrenador azulgrana no vio o no quiso ver.

En ‘El Clásico’ su disgusto sólo estaba en el arbitraje. Disimuló brevemente haciendo una mínima autocrítica del primer tiempo que hizo su equipo para alargarse en criticar al colegiado Gil Manzano y al VAR que según Koeman, cuando pierde, no sirve de nada en España. Ronald Koeman además es un mal educado que cuando Ricardo Sierra de Movistar+ no le dio la razón se marchó diciendo: «Si no quieres mojarte… no te mojes».

Sinceramente estos personajes lo único que hacen es ensuciar el fútbol español creyéndose que están por encima del bien y del mal. Son maleducados y engreídos a los que sólo les interesa ver lo que les conviene. No reconocen sus errores y siempre montan pollos que desvían la atención de lo verdadero. En ‘El Clásico’, Koeman no ha querido ver lo mal que han jugado y ser duro con sus jugadores a los que el Real Madrid les pasó por encima mientras que el Barça, su Barça, perdía el tren de LaLiga.

Es vergonzoso que Koeman, en sus críticas al árbitro, no mencionara el posible penalti por empujón que le hicieron a Vinicius Jr. en el primer tiempo y sólo habló del tiempo de descuento que fue mínimo para el entrenador y del penalti a Braithwaite. De sus errores sólo un par de segundos y un par de líneas escritas. Estoy deseando que el Comité de Competición dé su opinión sobre las ‘rajadas’ del entrenador del Barça al que siempre salvan de las sanciones porque el Comité de Ética no consideran tan graves como cuando habla Álvaro Cervera.

Por eso después de otra micción fuera del tiesto, señor Koeman, menos rajar y más jugar y mucha más autocrítica de un equipo que en el estadio Alfredo Di Stéfano tardó cerca de 60 minutos en presentarse a jugar.

Volver arriba