Archivo
16 de diciembre de 2018 16/12/18

Opinión

Opinión

Mear desde el trampolín


  • 16 de enero
    de 2009
  • Carlos Carrión

Dice un amigo mío, que tiene un humor con mucha retranca, que no es lo mismo evacuar en una piscina, o en la playa, cuando uno está dentro del agua, que hacerlo desde el trampolín. Lo uno es una falta de higiene, de urbanidad y de educación. Lo del trampolín, una agresión en toda regla. Porque, además, salpica.

La rueda de prensa dada por el Sr. Calderón esta tarde, para comunicarnos su salida del Club (no ha utilizado la palabra dimisión, curioso), y la toma de posesión del nuevo presidente, el Sr. Boluda, a la sazón vicepresidente del anterior durante su mandato, ha sido no sólo un vodevil, sino la escenificación de una nueva falta de respeto a los socios del Real Madrid. Ofreciéndose como víctima de una trama contra él y, por causa de dicha persecución, dejando la Presidencia del Real Madrid, el Sr. Calderón, y su Junta Directiva, pretenden hacernos creer que hay un cambio fundamental que soluciona, como el bálsamo de fierabrás, todos los desmanes cometidos hasta la fecha y documentados fehacientemente por la prensa tanto de radio como escrita.

El cambio propuesto ha consistido, en esencia, en quitar a un presidente hablador y colocar en su sitio a otro parco en palabras, vista su primera intervención. No seré yo quien haga leña del árbol caído, y, como no conozco al Sr. Boluda, puedo decir que tampoco tengo nada contra él en lo personal. Vaya en buena hora el Sr. Calderón de vuelta a sus anteriores negocios, deje a los socios del Real Madrid con los suyos al completo, y aquí paz y después gloria. Eso sí, con la obligación, que debería constar entre las exigencias del, espero, muy próximo proceso electoral, de que el candidato que resulte elegido entre en el Club y haga una auditoría completa, forensic incluido, y ponga toda la información a disposición de los socios, y sólo, repito, sólo de los socios, para que éstos, únicos dueños del Club, decidan las medidas a tomar.

Pero que no nos den gato por liebre de nuevo. Que no nos meen desde el trampolín una vez más, por favor. La Junta Directiva por cuyo honor había jurado el presidente saliente hace sólo 48 horas es la que va a dirigir nuestros intereses durante los próximos meses. La Junta Directiva que fue del Sr. Calderón y ahora es del Sr. Boluda que ha actuado, en estos dos años y medio, a remolque no sólo de los acontecimientos sino, y sobre todo, a remolque del modelo de gestión y de las actuaciones del Sr. Calderón. Debe ser por eso que han elegido como sucesor a un experto acreditado en ese negocio. Hacernos creer que ese es el cambio que el Club necesita, que los socios imploran, es seguir en el trampolín. Es una represidencia, es una retomadura de pelo.

Además, puestos a hacer sombras de la china, mejor habernos quedado con el original, y ver si de verdad era capaz de ganar unas elecciones limpias. Porque lo que va a ocurrir, de perpetrarse los hechos anunciados, es que dichas elecciones tendrán que esperar, dicen que por responsabilidad y madridismo, al mes de Junio. Así, habremos perdido la posibilidad de planificar la temporada 2009-2010, que se empieza a materializar en Febrero, pasado mañana, provocaremos, por interés del Real Madrid, por supuesto, una pelea entre candidatos por fichajes que inflarán sus precios, y conseguiremos volver a ser el hazmerreir de los socios del FCB, que seguro, visto lo visto, también estuvieron en buen número en la última Asamblea, votando a quien Vdes. ya imaginan.

Hacia el nuevo presidente, hacia sus palabras y ante su satisfacción por haber formado parte de la Junta del Honor, sólo cabe el mayor de los rechazos por parte de los socios junto con una petición de convocatoria inmediata de Elecciones. Y un cambio de vocales para entenderlo mejor.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba