Archivo
26 de Marzo de 2017 26/03/17

Más Deporte

Matthias Steiner, el gigante que quiere ser estrella del Pop

Matthias Steiner

El oro olímpico de Pekín 2008 en halterofilia (+105 kg) ha lanzado su primer canción tras perder más de 45 kilos de peso


20 de Marzo de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

Matthias Steiner dejó en los Juegos Olímpicos de Pekín una de esas historias humanas tan típicas cada cuatro años. La suya fue una historia de amor y tragedia. Cuando este levantador de pesas alemán logró una histórica medalla de oro (que, de momento, no tiene sombra de sospecha de dopaje, como otros casos de campeones de halterofilia) en la categoría de +105kg, su especialidad. Cuando subió al podio, mientras posaba para los fotógrafos con la presea, mostró la foto de una mujer rubia: era su esposa, que había muerto en 2007 en un accidente de coche.

Cuando la historia se volvió mundial, Steiner se convirtió en un ejemplo de superación y pundonor ante el dolor. Este alemán nacionalizado (nació en la vecina Austria), había estado a punto de dejar el deporte en su momento álgido, cuando más estaba trabajando para proclamarse campeón y darle a Alemania un éxito casi inesperado contra las potencias de los países ex soviéticos, como Ucrania, Rusia o las repúblicas bálticas que suelen dar el callo en este tipo de pruebas.

Sin embargo, en lugar de hundirse en la autocompasión, decidió que ya tenía otro motivo más para conquistar una medalla para la que ni siquiera era el favorito, aunque sí uno de los candidatos. La retirada del récordman mundial Hossein Rezazadeh dejó la lucha muy abierta entre el propio Steiner, el ruso Evgeny Chigishev y el letón Viktors Scerbatihs. La final no pudo ser más emocionante, y todo porque en los dos tiempos del levantamiento, Steiner creyó más que sus rivales. Scerbatihs falló en sus dos intentos de cargada, mientras que Chigishev sólo lo hizo en el segundo, y obligó al alemán a levantar 258 kg y un total de 461 kg en su tercer y último intento, lo que le convirtió en campeón olímpico. Las lágrimas de celebración de Matthias Steiner y, sobre todo, la foto posterior, ya son historia del olimpismo.

Una hernia inguinal le lastró en los años siguientes. No volvió a ser el mismo, y aunque fue tercero en los Europeos de 2010 y se clasificó para Londres 2012, se quedó fuera de las opciones de presea muy pronto. En 2013 decidió retirarse, pero en Alemania ya era toda una celebridad. En una de las visitas a la televisión alemana, nada más conseguir el oro de Pekín, conoció a la periodista Inge Posmyk y se enamoraron perdidamente. Dos años después, se casaron y tuvieron dos hijos.

Desde entonces, Steiner se dedicó a dar charlas motivacionales, participar en concursos como ‘¿Quién quiere ser millonario?’ e incluso a escribir un libro: ‘Das Steiner Prinzip’ (Los Principios Steiner), para ayudar a perder peso. No en vano, en esto es un experto: desde los Juegos de Pekín ha perdido 45 kilos, lo que le ha invitado a lanzarse a por su otra pasión: la música.

Este mes de marzo ha lanzado su primer single, titulado ‘Zurückgeliebt’, que se puede traducir por “devolver el amor a su vida”, que le ha dedicado a su esposa, y en abril lanzará su disco completo. Matthias Steiner ya era una ídolo deportivo, ¿conseguirá ser un ídolo del pop?

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba