SPORTYOU

Archivo
10 de julio de 2020 10/07/20

Opinión

Opinión

Mata todavía no puede con el Chelsea


  • 27 de noviembre
    de 2011
  • Álvaro de Grado

En los últimos quince minutos en Leverkusen, el Chelsea se tambaleó en Europa. Le remontaron dos goles y perdió 2-1. Tal fue el balanceo que tendrá que jugársela al todo o nada contra el Valencia en Stamford Bridge, sabiendo que el empate a goles les deja fuera. Los primeros meses de André Villas-Boas a cargo del conjunto londinense están dejando más dudas de las esperadas: su equipo no juega bien, presenta muchos interrogantes antes y después de cada partido, el once titular base recuerda en demasía al de los últimos años y varios de los jugadores de la plantilla podrían rendir mejor de lo que lo han hecho. No es Mata uno de ellos, quien no consigue empujar de los suyos por mucho que se lo propone. El partido del sábado contra el Wolverhampton no es más que un ejemplo de que puede conducir al equipo si el resto colabora.

El español es, de largo, el mejor jugador del Chelsea en lo que llevamos de temporada. En datos también se podría explicar (tres goles y seis asistencias) pero no hace falta recurrir a ellos para comprobar que el impacto de Juan Mata ha sido muy positivo para los de Stamford Bridge, a pesar de que estos se encuentren en un tramo de transición y adaptación. “Si Mata puede emplear la técnica que tiene para jugar un partido a 100 kilómetros por hora, su equipo mejorará”, dijo Xabi Alonso recientemente. La contradicción aparece cuando compruebas que el Chelsea no se acerca, ni de lejos, a ese ritmo. Porque el giro que está queriendo dar Villas-Boas es hacia un equipo de posesión, de ir más despacio y serenar los partidos.

Por eso Mata se ha convertido en indispensable desde su llegada. A la dificultad para trenzar jugadas en tres cuartos, Mata facilita el trabajo; a los pocos espacios para romper la defensa rival, Mata encuentra el pase; a la poca clarividencia y velocidad del Chelsea, Mata revoluciona futbolística y moralmente al resto; y ante la ausencia de regularidad, Mata establece el rendimiento a seguir. Desde la derecha, la izquierda o la mediapunta es él quien cambia de marcha. Pisa el embrague, mueve la palanca y levanta la cabeza. Sus compañeros respiran, lo ven más fácil, pero todavía pesan demasiado. Quizás sea el tiempo o tal vez los nuevos jugadores en el once, pero si algo tengo claro es que, con esta plantilla, el Chelsea está decepcionando en esta temporada. Caer eliminados de la Champions League no sería la mejor noticia en este preciso momento.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba