SPORTYOU

Archivo
7 de febrero de 2023 7/02/23

Moto GP

Marc Márquez, satisfecho, pero no feliz

Marc Marquez

El líder de la clasificación de MotoGP se dedica este año a sumar puntos de oro haciendo caso a lo que le dicta su cabeza, pero a la vez sabe que tiene una cuenta pendiente con su corazón


3 de julio de 2016 Diego Lacave - Sportyou

De nuevo Marc Márquez ha dejado entrever que no atraviesa su mejor momento en su carrera profesional. No es la primera vez que el piloto de Cervera toca este tema; pero sí es cierto que, nunca hasta ahora, en toda su carrera deportiva, había renunciado tantas veces seguidas, aunque en circunstancias muy diversas, a su espíritu de pura sangre ganador.

Desde que finalizara el GP de los Países Bajos, en el que Márquez renunció deliberadamente (como él mismo dijo) a luchar por la victoria contra Jack Miller, todos los analistas de MotoGP han recalcado la inteligencia con la que el piloto español afronta esta temporada. Y que la «M» de sus iniciales ha pasado, por fin, a ser la «M de madurez». Pero en el nombre de Marc Marquez hay dos «emes» y la otra es la que de verdad le hace feliz: la «M de magia».

Porque, lo que se ha dedicado a hacer Márquez en el Mundial de Motociclismo, hasta 2014, más allá de ganar títulos, ha sido magia. La victoria de 125cc en Portugal, la remontada de Cheste en su última carrera de Moto2… Y ya en MotoGP, en 2013 y 2014: Laguna Seca, Jerez, Mugello, Aragón… Aquí la lista de momentos épicos para la historia es enorme, hasta que llegamos a la pole dramática de Austin en 2015.

Después llegó Argentina y Valentino Rossi le dio la lección más amarga de su vida: es mejor acabar segundo que por los suelos. Ese 2015, fue cuestionado en Jerez sobre si se conformaría con no ganar y dijo: «No es mi estilo». Y el domingo hizo segundo tras Jorge Lorenzo. Un año después, de nuevo en Jerez y tras hacer un tercer puesto, le pregunté por ése «Marc Mágico» y me dijo que seguía agazapado esperando su momento para volver a ser el de siempre. Está claro que, entre la moto y el equipo, no le dejan hacer la magia que tan felices nos hace a todos, empezando por él mismo.

Sus declaraciones recientes confirman este análisis: «El año anterior Emilio Alzamora me hizo ver que se tiene que saber hacer segundos puestos, aunque eso me quema por dentro. Tengo ganas de vencer y nos tenemos que mentalizar. Si por las razones que sea no se puede conseguir el triunfo en Alemania, pues no se puede», comentó en un evento solidario celebrado en Montmeló.

La cruda realidad de la tabla de puntos confirma que Marc Márquez ha acertado tras ceder la victoria en Mugello, Montmeló y Assen; aunque en la Toscana fue un triunfo de Lorenzo, y en Catalunya de Rossi, de poder a poder. Lo de Holanda con Miller es otro tema. Rendirse ante un piloto que no es rival, que va con una moto claramente inferior y que además ha sido el gran enemigo de tu hermano en el pasado, puede haber dolido más de la cuenta; a pesar de los fríos puntos conquistados a estas alturas de año.

Porque Marc Márquez tampoco lanza las campanas al vuelo: «No pensaba estar así para nada. Veía una montaña muy grande y quizá darme cuenta de que no iba a ser fácil me ha hecho estar aquí. Este año he trabajado más que nunca y lo estamos consiguiendo. Pero no hemos llegado ni a la mitad y no llevo ni una carrera de ventaja. Falta mucho.» Tiene claro que sus rivales, los de Yamaha, están muy cerca y muy fuertes; también Rossi, a pesar de sus fallos. Donde sabe que ya no tiene rival es en su propio garaje; y eso también puede generar un problema de motivación. Pero esto es otra historia, y merece ser contada, en profundidad, en otro momento.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba