SPORTYOU

Archivo
25 de septiembre de 2020 25/09/20

Motor

Márquez vs Lorenzo: intercambio de golpes de Sepang

Los test invernales son una cita en la que las marcas y pilotos prueban, recogen información y deciden qué soluciones técnicas o de pilotaje tomar de cara al Campeonato del Mundo, algo que en los últimos días de test, para los pilotos oficiales se resume en una única palabra: mamarrachadas. Marcar el mejor tiempo en […]


6 de febrero de 2015 Revista del Motor - Sportyou

Dani Pedrosa en Sepang

Los test invernales son una cita en la que las marcas y pilotos prueban, recogen información y deciden qué soluciones técnicas o de pilotaje tomar de cara al Campeonato del Mundo, algo que en los últimos días de test, para los pilotos oficiales se resume en una única palabra: mamarrachadas. Marcar el mejor tiempo en un test es el primer paso de la competición, bien entre compañeros de equipo antes su marca y patrocinadores, bien entre marcas, bien entre los candidatos al título, bien ante el orgullo propio del piloto. En el último día de Sepang se esperaba un duelo por conseguir el mejor crono y el resultado ha sido espectacular.

Cuando las previsiones apuntaban a que el mejor tiempo rondaría un 59” bajo, Marc Márquez fue el único piloto capaz de parar el crono por debajo del 1’59”, y Dani Pedrosa se quedó a sólo 6 milésimas de conseguirlo en una vuelta con susto incluido. Y lo que es peor, tanto Márquez como Pedrosa podrían haber mejorado este crono. Márquez ha declarado “haber cometido errores” en su vuelta más rápida y Pedrosa tuvo un visible susto en la suya, lo que le impidió marcar por debajo de 59. El equipo HRC Repsol llegó a Sepang con un despliegue faraónico, con muchos chasis y soluciones que probar (lo que dejaba muchas dudas sobre la puesta a punto de su moto) y se marcha como el gorila que más fuerte se golpea el pecho. En Sepang Honda ha demostrado estar por delante de sus rivales en los puntos en los que Yamaha era más fuerte: entrada en curva y desgaste de neumáticos. Las Yamaha han mejorado mucho, pero en Honda no se han despistado ni un segundo ante la persecución de su eterno rival.

En la lucha por la vuelta rápida, Andrea Iannone (que debe ser uno de los animadores de este año) conseguía colarse en la hipotética primera fila de Sepang. Dejan muy buenas sensaciones las Ducati, tanto por tiempos conseguido como por potencial a mostrar. Tanto Iannone como Dovizioso (3º y 7º en el cómputo global de los test) se han dejado ver por la parte alta de la tabla durante los tres días y aún no han competido con la versión definitiva de la Ducati para 2015, que se pondrá de largo en los siguientes test, también en Sepang, del 23 al 25 de este mes. En estos test se han dedicado a probar soluciones puntuales: esta Ducati es, por ejemplo, visiblemente más estrecha en el falso depósito, lo que indica que han reubicado piezas y el piloto puede moverse mejor sobre ella. Fuera lo que fuera y visto lo visto, estas mejoras puntuales funcionan bastante bien, aunque no podemos hablar de ritmo de carrera pues ninguno de los dos pilotos de Ducati ha realizado un simulacro de carrera largo. En cualquier caso, Ducati está cada vez más cerca de las intocables Honda y Yamaha. Entre las Ducati se colocan tres Yamaha, las de Rossi, Lorenzo y Pol Espargaró, cada vez más y más acoplado a su moto y categoría.

Fuera de la vuelta rápida de cara a la galería que cada piloto pueda haber conseguido, hay que mirar más allá, en lo que hace cada uno y cómo lo hace para sacar conclusiones de dónde está cada uno y sus máquinas en este test, y eso es algo que se puede deducir del trabajo que le da tiempo a realizar a cada piloto. Del análisis de los tres días me queda una conclusión, y es que los cuatro punteros de la categoría, Márquez y Pedrosa, Lorenzo y Rossi, están muy juntitos entre sí. El más fuerte de todos en ritmo ha sido Pedrosa, que junto con Rossi pueden haber sido las “sorpresas” de este test. Normalmente ni Rossi ni Pedrosa son dos pilotos que acostumbren a “sacar pecho” durante la pretemporada con grandes tiempos y actuaciones, pero ambos han tenido su momento de gloria estos días y eso sólo significa una cosa: están como toros y dispuestos para la lucha. En el caso de Rossi, sólo cabe quitarse el sombrero por la motivación y reinvención de si mismo y que, por desgracia, no supo o no pudo hacer en las filas de Ducati. En el tercer día, Rossi tuvo unos tiempos muy irregulares, pero es porque se dedicó a probar los distintos settings electrónicos de su moto sin pasar por boxes. Sin duda lo tendrían así programado en su agenda de trabajo.

Y dejando a un lado la bestialidad de Marc Márquez, otro que ha llegado como un toro a Sepang es Jorge Lorenzo. El balear ha dejado unos simulacros de carrera imponentes y fue el primero de todos en bajar la barrera de los dos minutos, durante el segundo día. Quizá no verle en el top 3 de la lucha por el mejor tiempo global no sea tan importante si le echáis un vistazo a su vuelta a vuelta.

Fuera de estos cuatro (seis si contamos las Ducati) figuras, el resto de pilotos sí se dedicó a testar y acoplarse a sus máquinas. Destacar a Stefan Bradl se marcha de Sepang como el mejor piloto de la subcategoría Open (algo que se le supone por nivel de pilotaje y nivel mecánico de su Forward Yamaha, de hecho aventajó en casi a un segundo a las siguientes Open que competirán, las Ducati de Petrucci y Barberá) y la fría sensación que nos dejan las nuevas Honda Open con válvulas neumáticas, sobre todo en manos de Nicky Hayden. Las Open siguen siendo motos diseñadas para no ganar.

Y muchos ojos puestos en las debutantes Suzuki y Aprilia. Muy bonita y esperanzadora actuación de las debutantes Suzuki, con Aleix Espargaró rodando al mismo nivel que las Honda satélite (lo cual no es ninguna tontería para una moto que no ha competido nunca) y un Maverick Viñales que se acopla a la moto que le pongas como un guante: su mejor tiempo se queda a sólo medio segundo de su compañero. La otra marca debutante, Aprilia, tiene mucho trabajo por delante. Que un crack de la moto como es Álvaro Bautista se quede por detrás del novato Jack Miller (con una Honda Open y pilotando mas tieso que una escoba) no deja más que entrever que la aventura italiana es a largo plazo. Su compañero, Marco Melandri, directamente inexistente en las aún más bajas profundidades de la tabla. Habrá que estar atentos a la evolución de la esperada llegada de Aprilia a MotoGP. En Sepang se hincharon a probar y probar configuraciones en tandas cortas. Deben haberse llevado muchos datos para mejorar en vuelta rápida, luego tocará trabajar en ritmo con gomas gastadas.

Volver arriba